15 noviembre 2016 Industria

Samsung entra a lo grande en el mundo del automóvil con la compra de Harman

No es ni la primera vez, ni será la última, que una empresa de tecnología busca adentrarse en la industria automotriz con el fin de ganar mercado y presencia comercial. Quizás la primera imagen que se nos viene a la cabeza sobre esto es la de coches autónomos de Google, o quizás también recordaréis los rumores que sonaron en el verano entre Apple y McLaren. Samsung también está presente en el mundo del automóvil como ya os hemos contado en alguna ocasión y, ahora, con la compra de nada más y nada menos que Harman.

A todos los que os guste el mundo del motor y sus accesorios sabréis de sobra quien es Harman, para los que no deciros que Harman es una compañía estadounidense que se especializa en sistemas de audio y visuales. Bajo el nombre de Harman/Kardon encontraréis compañías como BMW que instalan sus equipos de audio como opción y, para los amantes de la música, marcas como JBL, AMX o Mark Levinson entre otras también pertenecen a Harman.

Todas las marcas pertenecientes al grupo Harman forman parte de la industria automotriz de alguna manera, por ello no es de extrañar que el 65% de sus ventas, unos 7.000 millones de dólares, provengan de los vehículos. La jugada de Samsung queda más clara con este movimiento, asegurándose una entrada directa en la conectividad de vehículos con una empresa más que asentada en este sector y con merecida experiencia.

Samsung entra a lo grande en el mundo del automóvil con la compra de Harman

Harman por su parte también se verá obviamente beneficiada con el acceso a la capacidad tecnológica y de desarrollo Samsung, algo hasta ahora impensable para Harman, además de poder mejorar notablemente sus productos con el software, pantallas y procesadores de Samsung. Cabe también destacar que Harman seguirá funcionando de manera independiente, con sus mismos directivos y misma plantilla de unas 30.000 personas repartidas por todo el globo.

La compra de Harman por Samsung está previsto que se cierre aproximadamente a mediados del año que viene, por una cifra de 8.000 millones de dólares que suponen un récord para la compañía surcoreana, la cual nunca se ha caracterizado por las inversiones de este calibre. Habrá que sumarles también los otros 450 millones de dólares que también se han gastado este año en la inversión realizada en el fabricante chino de vehículos BYD.

Fuente | Harman


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *