30 diciembre 2011 Eléctrico, Tecnología

Al ver al Sim-Lei la analogía, si me permiten la licencia de que puede parecer un poco absurda, es la siguiente: el vehículo perfecto para los Stormtroopers, los soldados imperiales de la Guerra de las Galaxias. El mismo color blanco, los mismos colores oscuros en los cristales y una extraña forma redondeada como remate de la zaga.

Hiroshi Shimizu, el mismo aventurero que llevó a la realidad al prototipo de ocho ruedas Eliica, nuevamente se lanza al vacío con otro concepto eléctrico que esta vez es un poco más mundano, ya que al menos tiene cuatro ruedas.

Como dije, el Sim-Lei es algo fuera de lo común: es más angosto en el frente y en la zaga que en el medio, en donde da la impresión de tener un interior muy amplio; al respecto, las puertas son más angostas que lo normal “para mejorar la aerodinámica y por los paragolpes laterales de seguridad”, de acuerdo a lo que dice su creador.

Por dentro, se destaca una pantalla de 19 pulgadas, gigantesca para los estándares de hoy en día. A ambos lados de la pantalla (que hace las veces de centro de entretenimiento, navegación y espejo retrovisor) se encuentran dos monitores más pequeños que son los retrovisores laterales.

Ahora lo más interesante: la autonomía que se ha dado para el Sim-Lei es de 305 kilómetros a una velocidad sostenida de 100 km/h, mientras que se dice que la aceleración es de 4,8 segundos a los 100 km/h. Las características son interesantes desde el punto de vista de la técnica y este eléctrico podría preocupar a más de uno de llegar a producción en masa a un precio de menos de 20.000 euros al cambio, según Shimizu.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *