14 junio 2016 Berlinas, Familiar, Gama / versiones

evolucion-de-alta-tecnologia-para-el-koda-octavia-motor-tsi-compacto-y-dynamic-chassis-control-dcc (22)

Cuando estamos a punto de superar la primera mitad del año 2016, llega el momento en que los fabricantes se lanzan a preparar sus modelos más emblemáticos para el próximo año. Se trabaja mejorando las especificaciones de esos modelos y se busca conseguir continuar estando entre los preferidos de los compradores, con pequeños cambios y añadiendo detalles para destacar sobre sus rivales. El Škoda Octavia es uno de estos modelos que se beneficiarán modificaciones y que llegará al año 2017 con un nuevo motor y especificaciones.

El motor de 1.2 litros de gasolina se ha sustituido por un nuevo bloque TSI de tres cilindros, que con una cilindrada de 999 cc permite ofrecer una potencia de 115 CV y un par máximo de 200 Nm entre las 2.000 y las 3.500 revoluciones. Este es el primer motor de estas características que se utiliza en el modelo en sus 20 años de historia, así que desde la compañía se han esforzado para que sea lo más adecuado para propulsar el coche.

El motor del Škoda Octavia está asociado con un cambio DSG de siete velocidades, aunque también puede comprarse con un cambio manual de seis velocidades. En el primer caso, la versión berlina obtiene una aceleración de 0 a 100 km/h en diez segundos. Si se trata del cambio manual, este disminuye hasta los 9,9 segundos, una diferencia mínima, pero que baja de la barrera que representa el anterior. La versión combi permite alcanzar los 100 km/h en 10,2 y 10,1 segundos, respectivamente.

evolucion-de-alta-tecnologia-para-el-koda-octavia-motor-tsi-compacto-y-dynamic-chassis-control-dcc (5)

Ahorro de combustible y menos emisiones

Pese a estas cifras de potencia y aceleración, el nuevo motor del Octavia permite un ahorro de combustible considerable, cifrado en un 8% por debajo del motor al que sustituye. En datos totales, la versión berlina tiene un consumo de 4,5 litros cada 100 kilómetros y con unas emisiones de 103 g/km mientras que la versión combi tiene un consumo de 4,6 litros/100 km y unas emisiones de 106 g/km. La diferencia entre el cambio manual o el automático es apenas perceptible y se mantiene más o menos idéntico.

Este motor de gasolina ha sido fabricado en aluminio y permite que su peso sea solo de 78 kg y se ha trabajado para que su funcionamiento sea silencioso y eficiente. Además, se ha contado con un diseño que permite que el cárter y la culata cuenten con sus propios sistemas de refrigeración, lo que mejora su funcionamiento y su comportamiento en carretera.

El sistema adaptativo DCC se equipará en los motores con una potencia mínima de 150 CV y permitirá que el funcionamiento de los amortiguadores sea mejor y se pueda obtener el máximo rendimiento en diferentes condiciones. El interior también contará con ajustes y el sistema de infoentretenimiento se actualizará de serie en el acabado Active y será opcional en el resto. Con estos cambios, el Škoda Octavia se introducirá con fuerza en el año 2017.

Fuente | Škoda


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *