12 noviembre 2014 Compactos, Pruebas

skoda-spaceback-tdi-90-prueba-31

Segunda parte de nuestra prueba del Skoda Spaceback 1.6 TDI 90 CV, tras haber detallado el comportamiento y consumo en la entrega anterior, en esta segunda parte os ofreceremos un análisis de su diseño y también de habitabilidad y capacidad de carga de este compacto de Skoda.

Diseño exterior: sobrio, práctico, diferente

skoda-spaceback-tdi-90-prueba-32

En cuanto a diseño exterior, lo primero que se viene a la mente es la comparación del Spaceback con su ‘hermano’ sedán, el Skoda Rapid. Los dos coches son prácticamente idénticos hasta el pilar C, tal vez un poco antes, el Skoda Spaceback hereda la estética exterior del sedán con su toque propio en la parte posterior.

Es un diseño sobrio, con las principales señas de identidad que hemos visto en los últimos modelos de la casa checa, faros, parrilla frontal y logotipo. El perfil del Spaceback resulta muy limpio, con una línea fluida desde el frontal y hasta la trasera, cuya modificación se integra muy bien al resto del conjunto.

Pero vayamos al detalle de comparar las medidas del Skoda Rapid con las del Spaceback. El Rapid mide 4.483 mm de largo, 1.706 mm de ancho y 1.461 de alto. Mientras que el Spaceback mide 4.304 mm de largo, los mismos 1.706 mm de ancho mientras que el alto queda en 1.459. El Spaceback es 18 cm más corto que el Rapid.

 

Para intentar compensar esta sobriedad del diseño exterior del Spaceback, Skoda ha optado por algunos elementos para dar un toque más ‘juvenil’ a este compacto. El techo en color negro, alerón trasero y portón del maletero mitad en negro y mitad en color de la carrocería, le confieren un look ligeramente más moderno.

En resumen, podríamos afirmar que el diseño exterior del Skoda Spaceback es equilibrado, a pesar de contar con rasgos claramente iguales a los del Rapid, cuenta con toques que le diferencian del sedán, si tenemos en cuenta los accesorios opcionales, pinturas de la carrocería y llantas, el look puede ser notablemente diferente.

Diseño interior: más sobriedad, mucha funcionalidad

skoda-spaceback-tdi-90-prueba-12

Una vez dentro del Skoda Spaceback, encontramos líneas, materiales y disposición que resultan muy sobrios, heredados claramente del Grupo Volkswagen, se hace patente en pantalla de indicadores y consola central por mencionar solo algunos. Como es de esperar, se beneficia de componentes de otros modelos -y generaciones- del Grupo VW.

Pero más que esa similitud con otros modelos, lo que destaca del habitáculo del Spaceback es la habitabilidad, el espacio interior es realmente bueno, para todos los ocupantes, mucho espacio para las piernas del conductor, espacio para hombros y cinturas que también destacan, en resumen, sobra espacio para ir cómodos.

skoda-spaceback-tdi-90-prueba-20

El tacto de los materiales es bueno, el volante presenta un tamaño correcto y todos los elementos están al alcance de las manos y de los ojos. La posición de conducción es buena, que se ve beneficiada por una butaca cómoda y con retención correcta, y también por una superficie acristalada que brinda buena visibilidad.

La conclusión es clara, el habitáculo del Skoda Spaceback es sencillo, sin complejos, pero ofrece la comodidad necesaria para sacar el máximo partido al coche, conductor, copiloto y ocupantes de las plazas traseras, viajarán muy cómodos, tanto en trayectos cortos como viajes, en ciudad, carretera o autovía.

Capacidad de carga: un gran atributo

skoda-spaceback-tdi-90-prueba-33

Sin duda que es una de las principales características del Skoda Spaceback, su hermano sedán cuenta con una capacidad de carga de 550 litros, en el caso del compacto, el volumen se ve reducido hasta los 415 litros que siguen siendo suficientes y le sitúan muy bien respecto a sus rivales como el Citroën C4 (408), Renault Megane (405), Peugeot 308 (398), Seat León (380), Ford Focus (363). Aunque a la par del Nissan Note, pero lejos del líder absoluto, el Honda Civic, con 477 litros.

El portón del maletero, ancho y con un ángulo de apertura más que correcto, sumado a una altura de la boca de carga, hacen que el manejo de la carga/equipaje sea adecuado. Una gran baza de Skoda y, de nuevo, aparece el término ‘equilibrio’, ya que estamos ante un compacto que se mueve muy bien por entornos urbanos pero al mismo tiempo ofrece comodidades para desplazamientos largos, y la capacidad de su maletero es óptima para viajes de 4 adultos y su equipaje.

Ponemos punto y final a la segunda parte de esta prueba del Skoda Spaceback 1.6 TDI 90 CV, en la tercera -y última- entrega revisaremos su equipamiento, versiones, precios, así como opiniones generales y una valoración final.

 


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 noviembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *