16 febrero 2015 Familiar, Pruebas

skoda-superb-combi-2.0-tdi-170-cv-dsg-17

Hoy en nuestro espacio de pruebas os traemos a un auténtico rey del espacio, hay pocos coches tan amplios y versátiles en nuestro mercado y más aún en este rango de precios en los que se mueve el Skoda Superb. Es verdad que está cercano su relevo, pero de momento sigue siendo un familiar muy interesante.

Nosotros hemos probado el Skoda Superb Combi con el motor diesel más potente, el 2.0 TDI de 170 CV y asociado a la caja de cambios automática DSG de seis relaciones. Mientras que a nivel de equipamiento, nuestra unidad era el acabado Elegance.

Motor y prestaciones

skoda-superb-combi-2.0-tdi-170-cv-dsg-16

Poco queda que contar del archiconocido 2.0 TDI, en este caso en su variante clásica de 170 CV (actualmente ofrece 184 CV en algunos modelos del grupo y que seguro montará la próxima generación). Es un motor con fuerza más que suficente para mover a este gran familiar, responde de manera eficaz desde las 1.500 vueltas hasta las 4.000 revoluciones.

Eso sí, para los que se decanten por este motor y carrocería familiar, es recomendable la versión 4×4 para sacarle todo el partido al propulsor y evitar pérdidas de potencia, normales por otro lado, ante el generoso par motor (350 Nm / 1.750-2.500 r.p.m) que va directo a las ruedas delanteras.

Con el propulsor va la caja de cambios automática de doble embrague, la conocida DSG de seis relaciones, como siempre, es una caja muy cómoda y rápida (no incorpora el modo inercia, que si equipa en los últimos modelos de la marca) y dispone del modo Sport.

Comportamiento

skoda-superb-combi-2.0-tdi-170-cv-dsg-14

Nada más ponernos al volante del Skoda Superb Combi, notamos que pese a sus medidas tenía un comportamiento muy noble y aplomado, no se le notaban demasiado las inercias y además incluso permitía ciertas licencias deportivas, la respuesta a este comportamiento es el tren de rodaje deportivo que equipaba opcionalmente (recomendable para los que quieran un familiar más dinámico).

En carretera es un coche aplomado, cómodo, con un enorme confort interior y una buena insonorización, al igual que en autovía, donde ofrece el máximo confort. En ciudad es menos práctico, pese a la caja de cambios automática, porque sus medidas no son muy urbanas y sus casi cinco metros de largo se notan a la hora de circular por las urbes o aparcar.

La dirección tiene un tacto correcto, más bien blanda y asistida, pero correcto para un vehículo familiar. Mientras que los frenos, detienen sin problemas al Superb Combi.

Consumo

skoda-superb-combi-2.0-tdi-170-cv-dsg-12

Durante nuestra prueba, en autovía el consumo rondó los 6,2 litros a los 100 km, siempre circulando a velocidad legal. Mientras que en carretera el consumo puede bajar hasta los 5,5 litros, aunque lo normal es que ronde los 6 litros a los 100 km.

En ciudad es donde más se penaliza el consumo, dadas sus medidas y potencia, y en este caso en nuestra prueba habitual por Vigo, el consumo fue de 8 litros a los 100 km.

En la segunda parte de la prueba analizaremos el diseño exterior del Skoda Superb Combi, el interior, y sobretodo aquellos detalles prácticos que la marca checa acostumbra a incluir en sus coches y que pocas marcas lo hacen (como el paraguas en las puertas traseras).

skoda-superb-combi-2.0-tdi-170-cv-dsg-13

Fotos | R. Rodriguez y Equipo de pruebas


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 febrero 2015
  2. Skoda Superb Combi 2.0 TDi 170 CV DSG, prueba (Diseño exterior, interior, maletero, equipamiento y precio) 23 febrero 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *