3 agosto 2016 Curiosidades, Industria

Skoda2
Parece ser que Skoda cada vez está más cerca de volver a cruzar “el charco” y comercializar vehículos en el complicado mercado estadounidense. Y decimos complicado porque allí, en los Estados Unidos, el cliente habitual busca vehículos de un estilo diferente al europeo.

El CEO de la marca checa, Bernhard Maier, recientemente hizo unas declaraciones en las que afirmaba que el retorno al mercado norteamericano era un tema que tendrían que decidir durante el próximo año 2017.

Hace 50 años que la empresa con sede en la República Checa no comercializa ningún vehículo en Estados Unidos y tal vez el escándalo creado por Volkswagen pudiera manchar la imagen de Skoda, algo que prácticamente sería “la muerte” para los checos. Sin embargo, de VAG, la marca más perjudicada por todo ese tema fue Volkswagen por llevar el nombre del grupo y por ser la que más motorizaciones “trucadas” llevaba.

El tema de volver a los Estados Unidos parece tener un gran protagonismo dentro de las oficinas de la marca. Y es que Skoda ya ha realizado registros en la Oficina de Patentes, con nombres como Yeti, Octavia y Superb, a los que dentro de muy poco seguro se añade el Kodiaq.

skoda-kodiaq-camuflado-1

Precisamente este último, el Skoda Kodiaq, puede ser el modelo que más se adapte a los gustos norteamericanos. Allí también están muy de moda los SUV, pero mientras que en Europa nos decantamos por modelos del segmento C-SUV y B-SUV, en Estados Unidos gustan más los de grandes dimensiones. Y es ahí donde el Kodiaq puede encontrar su hueco. Se posicionaría, en teoría, como uno de los SUV grandes con precios más contenidos y también tiene a su favor el hecho de que, además ser un coche muy amplio, oferta siete plazas.

Otra baza de la marca checa serían sus variantes RS. Hace poco os contábamos que la gama RS, que actualmente solo tiene al Octavia entre sus filas, podría ampliarse con la llegada de una versión deportiva del Superb, el Superb RS. Estas potentes y llamativas berlinas también podrían encontrar su hueco.

Por otro lado, y ya para finalizar, el CEO también hablaba de la llegada de la electricidad a algunos de sus modelos. El primer en recibir propulsión eléctrica será el Superb que, a priori, contará con una versión híbrida enchufable en 2019. El objetivo siguiente es lanzar el primer coche de la marca totalmente eléctrico y que cuatro modelos más sigan sus pasos antes de finalizar 2025.

Vía | Motor1 y Handelsblatt


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *