9 agosto 2017 Industria

bmw-m2-i3

De un lado, BMWi e iPerformance; de otro, BMW M y M Performance. Un duelo que muchos clientes tienen en mente y que BMW tiene que gestionar sabiamente a la hora de realizar los distintos desarrollos para satisfacer en ellos las peculiares y muy diferentes características que cada marca del BMW Group ofrece sin perder de vista en ningún momento los principales valores que deben siempre aportar las realizaciones de fabricante bávaro y que se resumen prácticamente en un axioma: placer de conducir.

BMWi e iPerformance están pensadas para ofrecer en sus productos dinamismo, eficiencia y respeto al medio ambiente, con reducidas emisiones de CO2 pero sin perder nunca ese carácter deportivo y el placer de conducción inherentes a la marca alemana. BMW M y M Performance siguen un camino muy distinto, pues son la máxima expresión de la deportividad, las prestaciones y el carácter deportivo más radical posible, pero deben mantener al mismo tiempo esos valores que preconiza BMW en sus productos de respeto al medioambiente con cada vez menores emisiones de CO2 y mayor eficiencia al tiempo que se mantiene esa máxima del placer de conducción.

Ambas expresiones del carácter de BMW están manteniendo un épico duelo en ventas en todo el mundo que refleja ese eterno dilema que todos los aficionados al mundo del motor mantenemos entre las prestaciones y la deportividad más absoluta o la economía de consumos y la sostenibilidad.

bmw-m6-i8

Durante el primer semestre de 2017, las ventas de modelos BMWi e iPerformance en todo el mundo sumaron un total de 41.875 unidades, frente a las 38.098 unidades vendidas de automóviles BMW M y M Performance. Y por primera vez en la historia de la marca las ventas de modelos eléctricos e híbridos enchufables superan a las de las versiones más deportivas e icónicas del fabricante alemán. Este dato viene a demostrar el acierto de BMW en su apuesta por el desarrollo de su marca de vehículos eléctricos BMWi y por introducir la electrificación en sus distintas gamas.

En España la situación actual no sólo sigue “la corriente”, de las ventas mundiales, sino que incluso la diferencia en favor de los vehículos más sostenibles aumenta. Durante estos primeros seis meses del año se han vendido en nuestro mercado 368 unidades de las divisiones más deportivas del grupo, las BMW M y M Performance, frente a las 596 unidades que suman las unidades matriculadas de BMWi e iPerformance. Por primera vez también, en nuestro mercado se han vendido más vehículos híbridos y eléctricos de la marca que sus rabiosas realizaciones deportivas. Todo un síntoma.

Pero que se vendan más vehículos orientados claramente a la sostenibilidad no significa que se dejen de vender vehículos de marcada y acentuada orientación deportiva. Al contrario. En el mercado español tanto los únos como los otros están experimentando un notable crecimiento. Durante los primeros seis meses de 2017, ambas divisiones de BMW Group han superado con creces el total de sus matriculaciones durante todo 2016, lo que aventura cifras récord para ambas a final de 2017.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *