9 febrero 2014 Pruebas, Todoterrenos / SUV

CIMG8670

Vamos a hacer un parón en nuestras pruebas tradicionales para aprovechar la temporada de invierno y poner a prueba a un coche en la peor de las situaciones, es decir, con nieve. Si buscas un coche para ir a esquiar o normalmente en la zona donde vives hay problemas con las nevadas y buscas un coche eficaz en ese aspecto, quédate con nosotros en esta prueba del Subaru Outback 2.0 Boxer Diesel de 150 CV Lineartronic.

El destino era Francia, concretamente el Col de Turini y sus inmediaciones, es decir, aprovechamos el recorrido al Rallye de Montecarlo para poner a prueba en plena montaña al Subaru Outback, con un buen resultado, tal y como veréis en la prueba.

Ruta con nieve en dirección al Col de Turini

CIMG8748

El día amanecía en Niza (Francia) frio y lluvioso, la nieve se esperaba en cotas superiores a los 1000 metros y el mar se veía desapacible desde el paseo de la ciudad francesa. A poco más de media hora de Niza en plena montaña se estaba celebrando el Rallye de Montecarlo, una prueba histórica para los amantes de los rallyes.

A primera hora de la mañana emprendemos la marcha dirección al Col de Turini situado a 1.600 metros de altura. Tras abandonar la ciudad de Niza, empezamos a subir por una carretera de montaña extrecha, donde el Outback se muestra muy ágil gracias a su tracción total permanente. Además la intensa lluvía no es un problema y la respuesta del coche es muy noble.

CIMG8771

Su motor diesel de 150 CV empuja con fuerza más que suficiente y además al ser Boxer se muestra muy suave en su funcionamiento, con pocas vibraciones y con una rumorosidad bastante baja. Asociada al motor va una caja de cambios automática CVT de siete relaciones, sin ningún modo específico para nieve (un detalle a mejorar) aunque tampoco lo hemos necesitado finalmente.

Los neumáticos que llevamos montados son de tipo M+S, es decir, mixtos pero no específicos para la nieve ni de invierno, aunque la respuesta de los neumáticos será muy positiva en las situaciones más adversas.

Ruta de curvas imposibles y nevada copiosa imprevista

CIMG8716

Poco después de dejar atrás el pueblo francés de Luceram, en plena montaña, empezamos a subir por una carretera de montaña llena de giros imposibles y la lluvia intensa no cesa en ningún momento. Tras varios minutos subiendo, en Peïra Cava (a más de 1000 metros) la carretera empieza a teñirse de blanco y la lluvía empieza a cuajar convirtiéndose en nieve.

El coche de momento se muestra estable, traccionando en todo momento y frenando con precisión sin problemas de adherencia. Mientras seguimos subiendo los árboles se van tiñiendo de blanco y la nevada empieza a ser más copiosa, los metros suben y el suelo se llena de nieve, con pequeñas zangas por las que pasan los pocos coches atrevidos que suben.

A 4 km del Col de Turini, muchos coches empiezan a tener problemas de tracción, empiezan a quedarse por las cunetas y a poner cadenas los que las llevan, la nevada es intensa y cuesta mucho desviarse de la trazada hecha por los coches y pasar por encima de las zanjas hechas en la nieve, nosotros con suavidad avanzamos sin grandes problemas de tracción, allí donde algunos ya empiezan a quedarse tirados.

CIMG8659

Poco después la policía nos alerta de que es casi imposible continuar sin cadenas y seguir subiendo, aun con la advertencia continuamos subiendo algunos metros más y la tracción sigue haciendo de forma asombrosa su función, tanto en la arrancada en nieve con en la tracción por una carretera llena de nieve y hielo por debajo.

Cuando la carretera se colapsa, damos vuelta con suavidad y en ningún momento tenemos problemas para seguir la ruta, pero ahora en descenso. A velocidad muy reducida y sin problemas emprendemos el descenso (tras dejar a nuestro fotógrafo) y la respuesta el Outback es realmente buena, los neumáticos pese a no ser específicos para la nieve se agarran con bastante seguridad.

CIMG8647

En la bajada apenas tocamos el freno, y vamos reduciendo como podemos con la caja de cambios, sin duda una manual es mucho más efectiva para este tipo de situaciones. El cambio pese a no contar con modo nieve que reduzca el par motor al arrancar, se ha comportando muy bien, dejando muchas veces que el coche se moviera de forma suave sin apenas acelerar.

No nos cabe duda que el coche con unos neumáticos de invierno sería el rey de la carretera, pero gran parte de su buen funcionamiento es por causa del sistema de tracción total que hace que siempre funcionen las cuatro ruedas evitando perdidas de potencia en las arrancadas o en zonas complicadas.

Comportamiento en carretera y consumos

CIMG8695

No todo en la ruta ha sido nieve, sino que hubo muchos kilómetros en carretera. El Subaru Outback es muy estable en carretera, tiene algún que otro balanceo típico de sus medidas o sus suspensiones, pero es un coche muy cómodo para hacer kilómetros.

La dirección tiene un tacto muy correcto y los frenos detienen con eficacia al coche. El consumo en carretera para contar con la tracción total siempre conectada, ha sido bastante bueno, situándose en los 6,4 litros a los 100 km en toda la ruta por carretera y tramos de autovía.

Sin lugar a dudas es un gran aliado tanto para hacer kilómetros con la comodidad de una berlina, como para aventurarse en los terrenos más complicados fuera del asfalto, incluso tal y como pudimos ver en zonas de nieve.

CIMG8677

Fotos | Diego G. Moreira y Equipo de pruebas


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 febrero 2014
  2. Subaru Outback, prueba especial en nieve (II) 12 febrero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *