3 febrero 2012 Eventos, Pruebas, Todoterrenos / SUV

Hace unos días Subaru nos presentó un coche en el que tienen puestas grandes expectativas de ventas, se trata del Subaru XV. Un SUV con tracción integral de serie con un precio competitivo y un nivel de terminación elevado, que pondrá a más de un SUV contra las cuerdas.

Ya os avanzamos detalles del diseño, interiores, calidades y la gama de motores que tendrá el XV. Haciendo un poco de memoria, tendremos dos gasolina (1.6 Boxer de 117 CV y 2.0 Boxer de 150 CV) y un diesel de dos litros Boxer capaz de desarrollar 150 CV. Aunque sin duda lo más interesante es el precio de salida que para el motor gasolina se sitúa en los 19.900 euros.

Toma de contacto Subaru XV 2.0 Boxer diesel 150 CV

Durante la presentación hemos podido probar la versión que, seguramente, más ventas captará. Se trata del XV equipado con el motor diesel boxer de dos litros y una potencia de 150 CV. Este es el único motor diesel disponible y sólo podrá ir asociado a la caja de cambios manual de seis relaciones (el automático Lineartronic se reserva para el gasolina de 150 CV).

El motor es un viejo conocido de la marca y su funcionamiento destaca por la suavidad. Nada más arrancar notamos que es un motor diesel, al mismo tiempo que cuando subimos de vueltas el motor el ruido se mete bastante en el habitáculo (un detalle mejorable). Eso sí, es un motor que responde con fuerza y cuenta con potencia más que suficiente para mover al Subaru XV, con una buena respuesta tanto en carretera como en autovía, donde realizar un adelantamiento no es un problema.

El consumo oficial del motor diesel se sitúa en sólo 5,6 litros a los 100 km, nosotros comprobamos que rodando a ritmo alegre en autopista se conformaba con 6,6 litros a los 100 km (Madrid- Ávila), mientras que al final de nuestro recorrido por caminos se situaba en sólo 7,2 litros a los 100 km, una cifra muy buena teniendo en cuenta su funcionamiento permanente 4×4 y su potencia de 150 CV.

Durante la toma de contacto, en ningún momento nos sentimos en un SUV aparatoso, más bien al contrario, destaca por la agilidad y se comporta de manera notable en carreteras con curvas olvidándonos de su altura libre del suelo (220 mm) o de que llevamos un SUV de 4,5 metros (más largo que un Qashqai).

Las suspensiones cuentan con un toque firme que le permite agilidad en carrera, al mismo tiempo que cuando salimos a un camino sin asfaltar no se muestran excesivamente duras. Eso sí, en carretera pese a sus buenos niveles de agilidad no debemos olvidar que son suspensiones de un vehículo SUV.

La parte mejorable la protagoniza la dirección, tiene un tacto que no transmite lo que pasa en las ruedas, es una pena porque el resto del conjunto está muy bien realizado y la puesta a punto del coche ha sido correcta, en un punto intermedio entre carretera y campo.

Off Road

Nada más salir de Madrid nos dirigimos a Ávila en autopista, y cuando llegamos a la ciudad castellana, Subaru nos tenía preparado un recorrido por caminos sin asfaltar y pistas para probar el XV. La respuesta ha sido muy buena, pero personalmente creo que el vehículo puede pasar sin problemas por zonas algo más complicadas que un camino rural sin asfaltar, por eso una ruta algo más off-road la hubiera superado sin problemas.

Frente a otros SUV, el Subaru XV tiene la ventaja de un sistema de tracción permamente (simétrica) es decir, no se conecta cuando pierde adherencia una rueda, sino que normalmente rueda con un reparto 60:40. Eso le hace ganar más eficacia en campo, donde la mayoría de SUVs no son tan buenos, además su generosa altura libre del suelo le permite sortear obstáculos con mayor facilidad que otros modelos del segmento.

Equipamiento

La gama de compone de cuatro niveles de acabado: Advance, Sport, Executive y Executive Plus. Desde el acabado base tenemos de serie elementos como las llantas de aleación de 17 pulgadas, climatizador, luces diurnas, radio CD MP3 con cuatro altavoces, faros antiniebla, entre otros elementos.

El modelo diesel arranca sólo con el acabado Sport (el más interesante por dotación) donde encontramos el climatizador bi-zona, radio con 6 altavoces y toma USB y AUX, pantalla multifunción a color (ordenador de abordo, consumos, indicador de eficiencia en la conducción…), cámara de visión trasera, cruise control, sensor de luces y lluvia, asientos calefactables, cristales traseros oscurecidos, entre otros elementos.

Los Executive añaden el navegador, faros de xenón o tapicería de cuero, mientras que el Executive Plus añade el techo solar, asiento del conductor eléctrico, entre otros elementos.

Precios

  • Subaru XV 1.6 Boxer 117 CV Advance 19.900 euros
  • Subaru XV 1.6 Boxer 117 CV Sport 23.500 euros
  • Subaru XV 2.0 Boxer 150 CV Lineartronic (AUT) Executive 27.000 euros
  • Subaru XV 2.0 Boxer 150 CV Lineartronic (AUT) Executive Plus 29.000 euros
  • Subaru XV 2.0 Boxer Diesel 150 CV Sport 27.500 euros
  • Subaru XV 2.0 Boxer Diesel 150 CV Executive 29.000 euros
  • Subaru XV 2.0 Boxer Diesel 150 CV Executive Plus 31.000 euros

Valoración general

El segmento hasta ahora dominado por el Nissan Qashqai, pero donde podemos ver modelos como el Ford Kuga o Mitsubishi ASX ahora tiene un miembro más que puede quedarse con su trozo del pastel en ventas. Argumentos no le faltan, un precio de partida muy interesante puesto que ningún competidor lo iguala en equipamiento y precio, además de la tracción integral de serie.

Cualiades off-road no le faltan y en carretera han creado un coche realmente ágil y con muy buen comportamiento y consumos ajustados. El diseño sigue la tónica de los SUV y su interior es amplio, quizás la única pega que podemos ponerle son algunos materiales interiores, pero hasta en este punto, Subaru se ha puesto las pilas con un buen nivel de terminación.

Habrá que esperar a ver como responde el mercado, que en tiempo de crisis, el segmento de los SUV sigue subiendo, pero seguro que tendrá buena acogida este Subaru XV.

Fotos | Diego G. Moreira


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

4 comentarios
  • Juanjo

    La verdad es que es un coche realmente interesante, aunque será dificil que acapare mucha parte del pastel, empezando por el desconocimiento de la gente hacia Subaru. Puede tener pegas frente a otros, pero también ventajas, como la tracción, que por cierto, es 50:50 y no 60:40 como decís (esta última es para el 2.0 CVT)

    A que os referís con lo de que la dirección no transmite lo que pasa en las ruedas? No hago mas que leerlo, jajaja

    Un saludo

  • Diego G. Moreira

    Hola Juanjo: la tracción pense que era 50:50 pero según los datos que tengo es 60:40 . Sobre la direccón me refiero a que tiene un tacto artificial y no trasmite seguridad. Un saludo

  • francisco nieto

    Una pregunta. ¿Qué tal irá el 1.6 gasolina con sólo 117 caballos de pontencia? ¿Se moverá dignamente o nos hará sufrir en cuestas y adelantamientos? ¿Por qué no hay información sobre el 1.6 de gasolina?
    Muchísimas gracias y un saludo cordial.

  • Jose

    La tracción, en el diesel, es 50:50.
    La 60:40 es en el CVT de gasolina.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *