4 junio 2009 Fotos, Muscle cars, Tuning

air-force-x-1-mustang_vapor-challenger

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos encargó el desarrollo y construcción de dos coches personalizados con la tecnología de la entidad militar al fabricante californiano Galpin Auto Sports.

La iniciativa fue tomada por la fuerza aérea con el objetivo de incentivar a los jóvenes norteamericanos a enlistarse y es sólo uno de las alternativas que serán utilizadas para persuadir a los posibles reclutas.

Un Ford Mustang y un Dodge Challenger fueron tuneados con características exteriores similares a las demás personalizaciones que se realizan por otras empresas, pero hablar del interior es otro cosa pues la influencia de la fuerza aérea es impresionante.

El interior del denominado X-1 Mustang simula la cabina de un jet de combate con un asiento eyectable y un panel de instrumentos propio de ese tipo de aviones.

En cambio el Vapor Challenger cuenta con dos asientos y un segundo volante para el copiloto, además goza de un modo sigilo implementado en el sistema de escape. Otras características que lo diferencian del otro prototipo son una entrada de aire en el capó, ruedas de fibra de carbono, sensores de proximidad y una cámara de 360 grados de visión con un rango de 1.6 kilómetros.

Los coches pertenecientes al programa The 2009 Super Car Tour visitarán primero las escuelas secundarias y luego se presentarán en una serie de eventos organizados por los patrocinadores de la fuerza aérea.

Vía | Motor Authority
Fotos | Air Force U.S.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *