13 agosto 2014 Berlinas

rolls-royce-phantom-mule-003
Parece que Rolls Royce está pensando en jubilar a la actual generación de uno de sus modelos más emblemáticos. El último modelo de Phantom ha estado en el mercado desde el año 2002 y aunque sufrió un lavado de cara en el año 2012, parece que va a ser sustituido por otra versión en el año 2018.

Según se aprecia en las fotografías, el modelo que se ha visto circular por las calles inglesas tiene dos tomas de aire delanteras que no se aprecian en el actual Phantom, lo que hace sospechar que se está trabajando en un sistema de propulsión diferente, probablemente un híbrido plug-in que aproveche la tecnología de BMW aplicada al modelo.

Está claro que los compradores de un Rolls Royce no necesitan ahorrar dinero con el combustible, pero mejorar sus especificaciones siempre es algo a tener en cuenta para mantener el nivel del Rolls como vehículo de lujo y que sea respetuoso con el medio ambiente.

El Phantom pesa 2.560 kg y consume 12,38 litros cada 100 kilómetros, con unas emisiones de gases contaminantes de 347 g/km, unas cifras que asustan al más pintado. La utilización de un sistema híbrido para mover al nuevo Phantom se reducirían esas cantidades y se mejoraría otros puntos a tener en cuenta como el bajo nivel de ruido en ciudad y mejorar el aire de los centros de las ciudades, al no emitir CO2.

Todo esto, que tiene que pasar todavía por muchas pruebas y revisiones, hará que el nuevo Phantom no esté disponible hasta el año 2018, presumiblemente. De todas maneras, la empresa británica de lujo está dispuesta a no dejarnos con la miel en los labios y anuncian que pronto veremos una versión descapotable del Wraith coupé, que llegará presumiblemente al mercado en 2016.

Fuente | Rolls Royce
Vía | Auto Express


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 agosto 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *