12 abril 2016 Eléctrico, Industria, Seguridad

Model-X 1

Parece que el Model X, el tercer modelo de la compañía americana Tesla está sufriendo algunos problemillas de juventud.

Tras su lanzamiento hace apenas unos meses, la marca ha anunciado su primera llamada a revisión, que afecta a unas 2.700 unidades.

El Model X es el tercer modelo de Tesla tras el Roadster y el Model S, su berlina superventas, que ha adquirido una relevancia y una popularidad inusitadas en los últimos años. A día de hoy Tesla es una de las marcas del momento, está de moda y lo saben, se han convertido en abanderados del medio ambiente.

Ahora llega el Model X, que se presentó hace unos meses. Se trata del primer modelo SUV de la marca, que de esta manera quiere llegar a un público más extenso gracias a las mayores cotas de practicidad. Como nota curiosa destacan sus puertas traseras, con apertura estilo alas de gaviota, otorgándole una imagen muy innovadora.

Como todos los Tesla, equipa tecnología 100% eléctrica. Aunque es una tecnología que aún tiene margen de desarrollo y que, en teoría, podría ser más propensa a fallar, no es el motivo de la llamada a revisión que ha sufrido el Model X, y que afecta a aproximadamente 2.700 unidades, todas ellas vendidas en EEUU.

Model-X 2

Este defecto afecta a 2.700 unidades, todas ellas en EEUU

El defecto que ha motivado el lanzamiento de esta llamada a revisión es ni más ni menos que la tercera fila de asientos. Como es evidente, el Model X se ha sometido a numerosas pruebas de impactos durante su desarrollo para asegurar una correcta protección de los ocupantes en caso de accidente.

Parece ser que según los estándares americanos no ha habido ningún problema durante las pruebas, pero cuando el Model X se ha sometido a las pruebas según los estándares europeos, los elementos de anclaje de la tercera fila de asientos no han soportado las fuerzas producidas durante los impactos, ocasionando un mal funcionamiento de los mismos.
En determinadas circunstancias los anclajes pueden llegar a soltarse, haciendo que la tercera fila de asientos se despliegue de forma violenta durante el choque, golpeando fuertemente el respaldo de la fila contigua.

Tesla ya se ha puesto en contacto con los usuarios afectados, comunicando además que hasta el momento no se tiene constancia de que este fallo haya ocasionado ningún tipo de problema, aunque la marca ha recomendado a los usuarios que no utilicen los asientos hasta que sean reparados. La modificación de los anclajes supondrá unas dos horas de operación, por supuesto sin coste para el cliente.

Vía | autonews.com


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *