27 septiembre 2011 Eléctrico, Industria

Mientras todavía estamos discutiendo si tiene sentido o no tanta expectativa que se ha creado con el coche eléctrico, en EEUU se han embarcado en otra polémica: ¿el gobierno debe subsidiar a los compradores y a los constructores de coches eléctricos? La oposición al gobierno de Obama cree que no.

En el medio, se encuentra Tesla Motors. La compañía de Ellon Musk ya ha logrado dinero del gobierno para lograr construir el Tesla S. Sin embargo, ahora pretenden más fondos para el S y los modelos siguientes que han anunciado, como el Nina. Tesla se ha convertido en un barril sin fondo de dinero, y me temo que discusiones y negociaciones similares están ocurriendo en cada uno de los departamentos dedicados a los eléctricos, de cada marca.

Ahora bien, no se ha revelado cuánto dinero necesitará Tesla esta vez, pero de seguro que las cosas no van a estar tan fáciles para conseguirlo como la primera vez, durante el año pasado.

Ya veremos el nivel de paciencia de gobiernos, corporaciones, inversores y compañías privadas. Al coche eléctrico le está costando trabajo imponerse, pero el panorama no es demasiado alentador.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *