6 marzo 2017 Industria

toyota-first-autonomous-test-car-1

La conducción autónoma es uno de los dos grandes retos que se van a intentar solucionar a lo largo de los próximos años. Toyota sigue trabajando en este tipo de conducción que busca hacer que el conductor humano sea irrelevante a la hora de conducir. Para ello, ha habilitado una unidad del Lexus LS600hL para realizar estas pruebas sobre el terreno. Lo interesante de esta unidad es que toda la tecnología instalada ha sido desarrollada íntegramente por Toyota Research Institute.

Estos sistemas desarrollados por la compañía japonesa se basan en las capacidades de monitorización del entorno y el aprendizaje, así que este modelo va a poder ir aprendiendo a medida que circula y va recogiendo datos acerca de sus trayectos y experiencias. Para ello se basará en un sistema LIDAR, con cámaras y radar, que evitará que el modelo tenga que basarse en el GPS para poder circular.

toyota-first-autonomous-test-car-3

Actualmente, Toyota tiene dos líneas de investigación. La primera se llama Chauffeur, que utilizará estos sistemas para realizar una conducción autónoma completa. El segundo recibe el nombre de Guardian, que utilizará estos sistemas para realizar una conducción asistida, que siempre necesitará la supervisión de un conductor en todo momento. Este modo de conducción monitorea de manera continua tanto el interior como el exterior. Si detecta algún tipo de obstáculo, advierte al conductor para que actúe de manera inmediata y evite el problema.

El coche, sea cual sea el modo de conducción, aprenderá de las experiencias obtenidas con el tiempo gracias a su capacidad de aprendizaje. Recogerá datos de trayectos y también de los gustos del conductor. Otra de las fuentes de aprendizaje del coche será la conexión con otros vehículos, con los que podrá intercambiar datos y mejorar su manera de conducir.

toyota-first-autonomous-test-car-2

Toyota cree que el Guardian será implementado antes en sus modelos, ya que es más sencillo de ajustar. Estos sistemas de ayuda a la conducción podrán evitar accidentes, así que poco a poco se irá integrando en los coches de la marca. Las normas de las autoridades estadounidenses harán que todos los coches deban contar con un sistema de frenada autónoma de emergencia antes del año 2022, así que se prevé que los modelos de la marca estén más preparados para afrontar esos retos antes de esa fecha.

Vía | Carscoops


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *