26 agosto 2010 Berlinas, Industria, Seguridad

Toyota Corolla 2006

Todavía sigue en el aire el eco de el problema de los aceleradores de Toyota, que nos viene martillando la cabeza desde el mes de enero, cuando nos enteramos que la NHTSA norteamericana tiene otra vez a la marca en la mira.

Al menos, esta vez no se trata de un problema de seguridad, aunque puede llegar a serlo según desde el punto de vista con el que se mire. Esta vez, los Toyota Corolla y Matrix fabricados entre los años 2005 y 2007 reportan problemas de detenciones imprevistas del motor.

Si la NHTSA logra poner otra vez contra las cuerdas a la compañía japonesa, la marca se vería obligada a llamar a revisión a 1.2 millones de vehículos más. De momento, parece que Toyota no ha identificado el problema, aunque hay sospechas que recaen sobre las microsoldaduras de los circuitos en las ECU de estos modelos.

La contestación oficial de la marca no se ha dado todavía, mientras se trabaja a toda máquina en el problema y así evitarse otra avalancha de mala publicidad que haga blanco en sus clientes, sobre todo de cara al Corolla, uno de sus modelos más vendidos en Norteamérica.

Vía | The Detroit Bureau


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 agosto 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *