23 octubre 2012 Industria

Los reguladores de la Unión Europea, así como el ministro de Comercio surcoreano, han confirmado que se ha echado por tierra la solicitud de la Administración francesa de inspeccionar de cerca las importaciones de coches surcoreanos. Ayer mismo se notificó la decisión a las instituciones galas.

Según el portavoz de la Unión Europea John Clancy, la petición de Francia no reunía los requisitos legales necesarios para tomar dicha acción. Clancy añade: “Aunque las importaciones de coches desde Corea del Sur a Europa hayan aumentado en los últimos meses, no ha habido ningún indicio que indicara que estas se concentraran especialmente en Francia”. Aun así, Clancy señala que “la Comisión Europa seguirá alerta y que hará uso de las herramientas disponibles cuando sea preciso”.

Sin embargo, la declaración del portavoz que resume la incongruencia de la solicitud del Gobierno francés es esta: “Si bien es cierto que el sector del automóvil en la Unión Europea, y particularmente en Francia, está pasando por un período difícil, esto no puede atribuirse al acuerdo de libre comercio entre la UE y Corea del Sur”. De hecho, Clancy añade que este acuerdo, por el momento, solo está beneficiando a la organización supranacional europea.

En definitiva, que PSA Peugeot Citroën y Renault, aunque la primera es la más perjudicada, tendrán que buscar culpables dentro de ellas mismas y no fuera para causalizar sus crisis. Y es que entre las marcas surcoreanas y las alemanas que meten en el dedo en el oído de los segmentos A y B con productos premium, el dominio de los compactos franceses es complicado que vuelva a verse.

Vía | Automotive News


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *