1 marzo 2009 Curiosidades, Seguridad

Velocidad_Variable

La C-31 (la autovía de Castelldefels) y la C-32 (la autopista del Garraf) de Barcelona, han estrenado un pionero sistema en España para intentar reducir los atascos propios de estas vías. Mediante el sistema de velocidad variable los conductores tienen que adaptar la velocidad entre los 80 y 40 km/h según las condiciones de la vía en ese momento.

El sistema se ha estrenado el mes pasado y hay opiniones para todos los gustos. Los primeros días de funcionamiento se registraron las mismas retenciones de siempre en las horas punta, pero algunos conductores han percibido algo más de fluidez en la circulación y el sistema, como reconoció director del Servei Català de Trànsit (SCT), se irá ajustando para poder ser más efectivo.

El funcionamiento del sistema está regulado desde el Civicat (centro de información vial) y puede funcionar en modo automático o manual (en caso de accidente por ejemplo). El sistema está compuesto por una serie de radares, lectores de matricula, cámaras de video, paneles de señalización entre otros elementos. De este modo, los límites de velocidad se adaptan en función de la congestión, la meteorología o los niveles de contaminación.

El límite variará en los paneles de diez en diez kilómetros por hora -hacia arriba o hacia abajo- y los conductores dispondrán de un kilómetro para adaptarse a la nueva velocidad fijada. Durante los dos primeros meses, considerados de prueba, no se multará a los infractores, siempre que no rebasen el límite actual, de 80 por hora.

Vía | La Vanguardia


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Sistema pionero en España para regular los atascos 2 marzo 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *