10 diciembre 2012 Industria

De acuerdo a datos del sector, la demanda de coches cuyo valor no excede de más de 300 euros se ha disparado en un porcentaje que ha llegado a casi el 43%, desde la puesta en marcha del Plan Pive.

El Plan Pive, que no requiere la titularidad del vehículo que se entrega como candidato al achatarramiento, da lugar a este tipo de maniobras para ganarse el beneficio de los 2.000 euros de ayuda que se entregan para la compra de un coche nuevo.

Hecha la ley, hecha la trampa. Aunque en este caso, solo hablamos de un camino alternativo válido para aquellos que quieren entrar al Plan Pive y no pueden hacerlo por no tener un vehículo viejo para dar a cambio: se puede comprar un coche viejo por menos de 300 euros y usarlo como base de una adquisición bajo el Plan Pive.

Con esto, no solo se beneficia al que va a comprar un coche nuevo con el Plan Pive, sino que también se colabora para eliminar la mayor cantidad posible de coches viejos e ineficientes, uno de los objetivos del Plan Pive. Al mismo tiempo, el movimiento de la oferta y la demanda de usados no desciende.

Vía | Expansión


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 diciembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *