15 octubre 2012 Superdeportivos, Tuning

El dinero mueve el mundo y China lo está consiguiendo. Vilner, una pequeña empresa búlgara del mercado de accesorios, ha mostrado las primeras imágenes de una preparación estética única del Nissan GT-R. Esta unidad fue construida para un hombre de negocios chino con una gran colección de coches en su garaje.

El afortunado cliente pidió a los diseñadores de Vilner elementos decorativos de las ricas tradiciones de su país con un dragón que presidiese el interior del habitáculo para así destacar entre la multitud. La bestía legendaria, que simboliza el poder y la influencia, entre otras cosas, se ha cosido en colores negro y rojo en el techo del alcántara pegado al lado del asiento del copiloto.

El volante, rediseñado, y palanca de cambios están adornadas con cierta influencia de fibra de carbono, mientras que algunas partes del habitáculo tales como los revestimientos de las puertas y las salidas de aire han sido pintadas en un rojo oscuro.

La tapiceria de los asientos y el salpicadero fabricada en pieles nobles como el cuero o el alcántara va a juego con el resto de las novedades mencionadas. El acabado, a excepción de por el dragón, es sencillamente increible. El exterior apenas ha sido modificado.

La mecánica va acorde con la exclusividad del resto del vehículo. El ya de por sí potente motor V6 sobrealimentado de 3.8 litros recibe un extra de fuerza subiéndolo cerca de los 600cv. La caja de cambios sigue siendo una automática de doble embrague y siete relaciones.

Vía | Carscoop


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *