5 abril 2017 Curiosidades

mini-living-breathe-1

El fabricante de automóviles del grupo BMW ha presentado un concepto revolucionario de vivienda urbana con la colaboración de los arquitectos de Nueva York SO-IL. La instalación Mini Living – Breathe pretende reinterpretar el uso que hacemos de los recursos en un espacio donde el respeto por el medio ambiente es incuestionable.

Esta innovadora vivienda ha sido expuesta en Milán durante el Salón del Mobile. “MINI LIVING – Breathe muestra qué ocurre cuando vemos el hogar no solo como un mero espacio para vivir, sino como un elemento activo que desempeña un papel positivo en relación al medio ambiente y a las personas”, explica Esther Bahne, directora de Estrategia de marca e Innovación empresarial de MINI.

mini-living-breathe-2

La instalación ofrece un lugar atractivo para vivir destinado a un máximo de tres personas en un emplazamiento urbano de 50 m2 totalmente nuevo. Una estructura metálica modular constituye la base de MINI LIVING – Breathe, y una cubierta exterior translúcida y flexible proporciona el límite entre el interior y el exterior. Este tipo de pared permite que la instalación se inunde de una gran cantidad de luz natural y su revestimiento filtra y neutraliza la entrada de aire. Esta revolucionaria vivienda cuenta con un total de seis espacios, además de un jardín en la parte más elevada, donde se sitúan varias plantas que, gracias a su capacidad productora de oxígeno, mejoran la calidad del aire y del microclima urbano.

“MINI LIVING – Breathe pone a sus residentes en contacto directo con el entorno. Al convertir la vivienda en una experiencia activa, la instalación anima a los visitantes a cuestionar nuestra tendencia a dar por hecho el uso indiscriminado de los recursos”, añade Ilias Papageorgiou, director de SO – IL.

mini-living-breathe-3

Una construcción inteligente en el techo recoge el agua de lluvia para su uso posterior, por ejemplo, a través de un grifo. La estructura de la vivienda es móvil y adaptable, por lo que su diseño permite desmontarla e instalarla en otro lugar. El tejido es intercambiable y puede sustituirse por otro según el clima.

“Vemos la instalación como un ecosistema activo que contribuye positivamente a la vida y a las experiencias de las personas que viven en ella y al microclima urbano, por ejemplo, mediante el uso inteligente de los recursos esenciales para la vida, es decir, aire, agua y luz”, afirma Oke Hauser, Director creativo de MINI LIVING.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *