20 noviembre 2015 Conceptos, Urbanos

VW_Dune_LAAS_20
Está claro que Volkswagen necesita un éxito que le haga aparecer en la prensa con algo positivo, para conseguir ir haciendo desaparecer el escándalo del Dieselgate. En el Salón de Los Angeles 2015 ha pasado casi de puntillas, pero aún y así, nos ha dejado una nueva versión del Volkswagen Beetle que intenta hacerle quedar bien ante la opinión pública. Y no lo ha hecho nada mal, por cierto.

El Beetle Dune ha sido una de las propuestas de la marca alemana, una versión más de este modelo que es uno de sus más populares y que desde que se recuperó no hace muchos años, ha tenido varias ediciones especiales que le han devuelto la popularidad. Esta es la última, de momento, y parece que ha sido muy bien recibida por los asistentes al evento que han tenido ocasión de verla.


Así, a primera vista y viendo el color que utiliza y la estética elegida, parece que quieran unir la estética del escarabajo con el de los boogies, los coches que se han utilizado para ir por la playa, en plan bohemio. Ahí es donde Volkswagen quiere golpear y lo hace con fuerza, buscando a los aficionados radicales de este modelo. Esos que casi los coleccionan, vamos.

VW_Dune_LAAS_05

Además de su aspecto, con la pintura dorada, vamos a encontrar un paragolpes rediseñado con apliques metalizados y unas luces antinieblas que destacan sobre un fondo negro. Las ruedas son de 18 pulgadas y los retrovisores cromados ofrecen un bonito contraste con el color Tormenta de Arena que viste la carrocería. En la parte trasera tiene un alerón que le da un toque dinámico al conjunto.

En cuanto al motor, un bloque de 1.800 cc capaz de aportar una potencia de 170 CV, eso sí, de gasolina. Este propulsor no aporta ninguna novedad, por lo que no tenemos ningún aliciente nuevo en este coche, más allá de su aspecto externo.


Vía | Carscoops


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *