31 diciembre 2011 Curiosidades, Históricos

Lamentablemente el Volkswagen Beetle de hoy va por un camino totalmente diferente que no nos ha convencido a todos y no soy un fanático empedernido de los Escarabajos, lo admito. Pero reconozco toda su trayectoria en la historia del automóvil y cuando aparece uno en perfecto estado de restauración es cuando repentinamente quisiera tener uno de estos coches; como este de 1973, restaurado hasta el tornillo más insignificante.

El trabajo hecho sobre la carrocería (o será por el color que llama la atención) es excepcional. De acuerdo a su restaurador todas las piezas cromadas han sido reemplazadas. Y si te fijas en los bajos, pues qué decir tiene que es perfecto ya que está aún mejor que cuando era nuevo.

El motor se ha restaurado al completo y es el motor original de este Beetle, el 1.6 de 50 caballos. Por aquellos días no hacía falta mucho más que un cambio de cuatro velocidades y un motor pequeño para moverte con soltura, de manera que la restauración incluye la transmisión completa, por supuesto, y un vano motor que ya quisieran los alemanes para 1973.

Por este Beetle piden el equivalente a 17.000 euros. Es caro y con ese dinero te compras un coche nuevo. Pero ya lo he pensado bien; si yo me comprara un Escarabajo, lo compraría para restaurar a largo plazo. Tal vez este Beetle azul me convenza.

Vía | RK Motors


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *