19 octubre 2013 Tecnología

bateria

Una de las desventajas técnicas de los coches híbridos y eléctricos es que las baterías deben ubicarse de manera ingeniosa para no restar espacio físico al vehículo. Es decir, se corre peligro de que las baterías se queden con parte del espacio destinado a carga o pasajeros y que alteren el balance general del coche, afectando su comportamiento dinámico.

Sin embargo, Volvo ha estado llevando adelante un proyecto de tres años de investigación, para situar las baterías dentro de los paneles de la carrocería. Han trabajado tomando como base un prototipo de Volvo S80, al cual le han agregado baterías basadas en nanotecnología y ultracapacitadores, dentro de estructuras de fibra de carbono y el resultado teórico ha sido alentador. No solo no se desperdicia espacio en la colocación de las baterías, sino que también estarán más protegidas.

La idea es que la batería se amolde y se integre a la fibra de carbono, para adquirir la forma requerida por el diseño exterior del vehículo. Este tipo de baterías pueden ser recargadas y cuentan con una duración similar a las baterías usadas hasta ahora. También se calcula que esta tecnología reduciría el peso total de cada vehículo en un 15%.

Sin embargo, existen inconvenientes en este sistema que son fácilmente deducibles. ¿Qué ocurrirá en caso de accidente, cuando estas baterías se vean comprometidas con la deformación de la carrocería? Además de momento los ultracapacitores son caros y contienen menos energía que una batería actual, junto al hecho de que la fibra de carbono no es el elemento más seguro para contener incendios y posibles problemas con los componentes eléctricos. Está por verse si estas investigaciones pueden llegar algún día a los vehículos de producción.

Vía | Detroit Bureau


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 octubre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *