15 abril 2015 Gama / versiones, Híbridos, Salón de Shanghai

S60L T6 Twin Engine

La expansión de Volvo en los próximos años comprende, entre otros objetivos, aumentar su cuota de mercado en China. El fabricante sueco se asentó en el país asiático hace más de un lustro y, conocedor de los gustos específicos de sus consumidores, ya cuenta con productos diseñados basándose en ellos. El S60L, una versión de batalla alargada de la berlina -mide ocho centímetros más que la del S60- que se fabrica en Chengdu desde noviembre de 2013, constituye uno de sus más demandados.

Una de las áreas del mercado automovilístico local cuyo crecimiento quiere fomentar el Gobierno chino y que las marcas aún pueden explotar más es la de los vehículos híbridos o propulsados por energías alternativas. Volvo mostró en el Salón de Pekín de 2014 un prototipo de un S60L híbrido. El modelo ya está terminado y su versión definitiva se presenta estos días en el Salón de Shanghái como S60L T6 Twin Engine.

S60L T6 Twin Engine

La mecánica de este S60 toma prestado el sistema de propulsión eléctrica del V60 híbrido que se comercializa en Europa, y que recientemente recibió la variante D5 Twin Engine en el Salón de Ginebra. La diferencia de este Volvo pensado para China estriba en que sustituye el motor diésel por una opción no disponible en nuestra región.

Se trata de un Drive-E de gasolina de cuatro cilindros y dos litros que produce 241 CV y 350 Nm de par máximo. Volvo lo combina con un propulsor eléctrico de 69 CV y 200 Nm de par. Ambos son capaces de alcanzar una potencia de 310 CV. Estas cifras son mayores que las del V60 híbrido europeo más prestacional, el D6 Plug-in Hybrid, cuya potencia máxima conjunta asciende a 283 CV.

volvo-s60-t6-twin-engine (2)

En el S60L T6 Twin Engine, el motor eléctrico se alimenta de la misma batería de iones de litio de 11,2 kWh que posee el V60 D6 Plug-in Hybrid. Si en el familiar ofrece una autonomía eléctrica de 50 kilómetros, a la berlina le permite recorrer tan solo tres kilómetros adicionales usando solo el motor eléctrico. Asimismo, el S60L híbrido emite un gramo más de CO2 por kilómetro que el V60 -49 frente a 48 g/km-.

Volvo ha escogido esta alternativa a sus Drive-E de gasóleo debido a que los gasolina tienen mejor aceptación entre los clientes chinos que buscan automóviles premium. De haberla utilizado en Europa, hubiera resultado menos llamativa que un híbrido diésel porque, hasta 2013, la práctica totalidad de esta clase de modelos en nuestro continente aunaban un gasolina con un eléctrico.

El Volvo S60L T6 Twin Engine se lanzará en China el próximo 22 de abril. Los siguientes híbridos en los que trabajará la marca son los que partirán del compacto V40 y del SUV pequeño XC40.

Fuente | Volvo


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 abril 2015
  2. Volvo construirá sus nuevos compactos en Bélgica 28 abril 2015
  3. Descubre las novedades en los modelos de Volvo para el año 2017 26 febrero 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *