Tres indicios del coche que dicen que tienes que visitar el taller

Tres indicios del coche que dicen que tienes que visitar el taller

Escrito por: Victor Alós Yus    8 octubre 2020     3 minutos

Cada conductor conoce su coche y sabe cuando algo no va bien mientras conduce, pero queremos enseñarte algunos indicios que te avisan para visitar el taller.

Nuestro coche se convierte con el paso del tiempo en una prolongación de nosotros mismos. Sabemos como respira, como se mueve y lo que le duele en cada momento. Aunque otra persona no lo perciba, nosotros sabemos que suena algo extraño y que algo no funciona como debería. Por ese motivo, porque somos conscientes de que algo no va bien en el coche, hay que estar atentos para llevarlo hasta el taller si hace falta. Te vamos a contar a identificar alguna de esas cosas que el coche te indica para que lo lleves al taller.

Sensación de pérdida de control del coche

Si al circular con el coche sentimos que no responde bien a nuestros intentos de tenerlo bajo control, es posible que la suspensión no esté en buenas condiciones. La suspensión está formada por los amortiguadores y los muelles, que unen las ruedas con el chasis y permiten amortiguar el efecto de las irregularidades del terreno y además, frenar bien y de manera eficiente.

Conduccion Coche Averias

Si el sistema de suspensión no está en condiciones, el conductor no podrá controlar de manera eficiente el coche. La respuesta del vehículo frente a los baches, al girar o al esquivar un obstáculo de manera súbita será más reducida e incluso al frenar se puede aumentar de manera considerable la distancia de frenado.

Si se detecta este tipo de sensación de pérdida de control, hay que pensar en hacer una visita al taller para que comprueben que todo está en orden y si la suspensión no está en orden, cambiar los elementos que sea necesario para recuperar el control en la conducción.

Taller Mecánicos Revisión Averías Mantenimiento

Vibración o giro irregular del volante

La dirección es otro de los elementos que avisan cuando se produce una avería. Se trata del elemento que permite que las ruedas giren hacia el sitio al que le indicamos con el volante. Debe girar con suavidad y sin producir vibraciones ni moverse de manera sorpresiva al circular en una recta.

Si se detecta cierta resistencia al girar el volante, hay vibraciones o resulta incómodo conducir, es posible que sea la dirección la que funcione mal y que necesite una revisión en el taller.

¿Cuándo debo llevar mi coche al taller?

¿Cuándo debo llevar mi coche al taller?

Ir al taller no es sinónimo de hacerlo solo cuando tienes una avería. Tener un buen mantenimiento del vehículo es crucial.

LEER MÁS

Ruidos y vibraciones en el motro

El motor es lo que más puede perjudicar a nuestro bolsillo y si se detecta algún problema en el comportamiento térmico del coche (se calienta demasiado, por ejemplo), hay traqueteos, aumenta el consumo de combustible, hay fugas de agua o cualquier otra cosa que se detecte, hay que pensar en llevarlo al taller. Y mejor cuanto antes, para evitar que una pequeña avería o un desgaste de alguna pieza se convierta en una avería grave.

Pero el conductor es quien mejor sabe si algo va mal con el coche y quien sabe si debe realizar una visita al taller. Hay que recordar algo importante: aunque sea algo pequeño y que no represente mucho problema, hay que llevar el coche al taller para evitar que ese pequeño aviso se convierta en un problema grave.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.