21 junio 2012 Compactos, Deportivos, Fotos, Pruebas

Hace un año nos poníamos al volante de un Citroën DS3 con motor diesel, se trataba de un 1.6 HDI de 110 CV. Desde entonces no hemos vuelto a probar el utilitario que arrancó la gama DS de Citroën, siendo un vehículo muy interesante por comportamiento dinámico, precio y nivel de personalización.

Y ahora volvemos a ponernos al volante de un Citroën DS3 esta vez con el motor gasolina THP de 156 CV, una opción ideal para los amantes de los motores gasolina por prestaciones, respuesta y consumos. En esta primera parte arrancamos el DS3 1.6 THP de 156 CV y te contamos todo sobre el motor, prestaciones, comportamiento y consumos.

Motor y prestaciones

A estas alturas prácticamente todos conocéis el motor 1.6 THP de 156 CV realizado en colaboración de PSA con BMW, es uno de los mejores propulsores gasolina presentes en la gama del fabricante francés, tanto por prestaciones, como por suavidad y consumos.

Si quieres un DS3 pero no te convencen las variantes diesel o el descafeinado 1.6 VTi de 120 CV, tu alternativa es este 1.6 THP de 156 CV, con potencia más que suficiente para mover a este urbano y disfrutar de la carretera, de las curvas, sacándole el mayor partido al rígido y estable chasis del DS3.

El motor destaca por su progresividad, desde las 1.500 vueltas empieza a empujar como si se tratase de un diesel, con fuerza, estirando hasta pasar las 5.000 vueltas. Este rango de uso es complicado encontrarlo en un motor gasolina de sólo 1,6 litros. Gracias a esta respuesta, siempre que pisamos el acelerador no necesitaremos jugar con la palanca de cambios, puesto que el DS3 responderá con decisión.

Asociada al motor teníamos una caja de cambios manual de seis relaciones, con un tacto correcto, no destacaba especialmente por ser directa o precisa, pero al menos cumplía con su función de manera correcta y sin mayores pretensiones.

Además cuando aceleramos al DS3 con este motor gasolina, bajo el capo se cuela el ruido de un motor que denota potencia, sin llegar a ser molesto.

Comportamiento

En general todos los DS se caracterizan por tener un chasis de carácter firme, con suspensiones duras más dedicadas a la deportividad, frente a las blandas de la gama convencional de Citroën. El DS3 no es una excepción, puesto que cuenta con un chasis muy bien trabajado desde el punto de vista dinámico, muy estable y de carácter rígido.

Esto se convierte en un aliado en carretera, es decir, cuando practicamos una conducción algo más deportiva el coche responde de manera noble, incluso en zonas con curvas algo más complicadas, las pasa sin mayores complicaciones.

El contrapunto es el confort, siempre que el asfalto esté en buen estado el Citroën DS3 será confortable, eso sí, en zonas mal asfaltadas o con irregularidades la suspensión padece demasiado su sequedad y resta confort.

La dirección cuenta con un punto de nuevo marcado por la deportividad, siendo más bien firme y adecuada para el tipo de orientación que busca este pequeño francés. Finalmente el equipo de frenos, simplemente cumple muy bien su función a la hora de frenar reteniendo con fuerza a nuestro protagonista galo.

Consumo

Este es el segundo punto en el que destaca el DS3, o mejor dicho, su motor 1.6 THP de 156 CV. Además de ser prestacional y contar con un buen rango de uso, también es ahorrador, o al menos, se mantiene en cifras más que aceptables.

En autovía se conforma con 6,5 litros a los 100 km, siendo la cifra habitual en este coche. Puesto que, en carretera, tras varias pruebas, siempre nos manteníamos en torno a los 6 litros. Finalmente, en ciudad sube hasta los 9,2 litros a los 100 km.

Hablamos de un motor muy prestacional, con fuerza y respuesta ágil, por eso no me parecen elevadas estas cifras de consumo, más bien todo lo contrario.

En la segunda parte de la prueba seguiremos analizando el DS3, recordaremos detalles del diseño e interior, así como hablar de los precios y nuestra valoración general.

Fotos | David Taboada / Diego G. Moreira / Agradecimientos a los colaboradores en la sesión de fotos


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • otor

    Se agradece que los DS tengan unas suspensiones más firmes al estilo de los Peugeot, porque la gama convencional de Citroën la verdad es que peca de ser blanda blanda. A mi el DS3 me gustó bastante, probé el HDI 92 cv, aunque lo veo caro para lo que és realmente, un C3 con otro diseño. El motor este THP lo he llevado en un 207, la verdad es que una maravilla como iba.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 junio 2012
  2. Citroën DS3 1.6 THP 156 CV, prueba (Diseño, equipamiento, precios y valoración) 26 junio 2012
  3. Citroën DS3 1.6 THP 156 CV, prueba (Diseño, equipamiento, precios y valoración) - La Isla Buscada 27 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *