20 mayo 2013 Curiosidades, Industria

coda

Hace pocos días les informábamos sobre la entrada en bancarrota de Coda Automotive, un hecho que estaba prácticamente cantado con todas las dificultades que había afrontado este novel fabricante americano, tratando de vender coches eléctricos chinos.

Pero ahora no vamos a hablar de una recuperación de Coda o de su venta a un mejor postor, algo que todavía sigue en proceso. Vamos a hablar de una llamada a revisión que Coda ha pedido al juzgado el permiso de anunciar.

Y es que aún en bancarrota, parece que Coda tiene la esperanza de anunciar una llamada a revisión de los menos de 100 vehículos que ha vendido. El motivo parece ser uno de los airbags de cortina, que sería reemplazado sin cargo por el agonizante fabricante. Sin embargo, no hará la llamada para salvaguardar la seguridad de los pocos clientes que han confiado en la marca, sino por otros motivos más comerciales y más convenientes para Coda.

Y es que se considera que la compañía debe tomar los pasos necesarios para que el nombre de Coda no quede en entredicho de cara a posibles compradores, además de que el valor de la marca no se vería tan afectado desde el punto de vista mercantil con “asociaciones negativas”.

Es decir, Coda intenta ahora cuidar a sus clientes para que el nombre y lo poco que le queda en activos a la compañía no pierda más valor del que ya ha perdido. La llamada a revisión no será barata, pero tampoco será muy onerosa dado que son menos de 100 coches, con un coste total de unos 30.000 euros. Una estrategia extraña si se quiere, pero valedera para una marca que está en las últimas y que no quiere perder valor.

Vía | Autoblog Green


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 mayo 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *