15 febrero 2009 Industria

El PIA no ha tenido buena acogida

La cifras de matriculaciones con las que se cerró el pasado año y las registradas en enero ponen de manifiesto que la situación del sector es alarmante. Ante este panorama, por fin, el Gobierno ha decidido actuar. El viernes aprobó el Plan Integral de Automoción (PIA), que estará dotado con más de 4.000 millones de euros. Se trata de un conjunto de actuaciones a corto, medio y largo plazo que implican a varios departamentos ministeriales y tienen como objetivo fomentar la recuperación de la actividad industrial del sector del automóvil.

Los responsables del ministeriales presumen de que este plan ocupa el segundo puesto en Europa por su dotación económica, sólo por detrás de Francia, que ha destinado 9.220 millones al sector del automóvil, y por delante de Alemania (2.000 millones) y Reino Unido (3.000 millones).

La reacción de la patronal de los fabricantes de automóviles no se ha hecho esperar. Anfac ha asegurado que se siente “desilusionada” con las medidas porque “no resuelven los problemas inmediatos que tiene el sector”. Por su parte los sindicatos tampoco están demasiado satisfechos. A su juicio este plan es “insuficiente” y echan de menos “medidas para incentivar el consumo inmediato de automóviles”

En lo referente a medidas para impulsar la demanda, no hay grandes novedades. En el PIA se ha incluido el remodelado Plan VIVE, que se conocía y ya está en funcionamiento desde hace unas semanas. Esta previsto destinar 1200 millones de euros (más del 25% de presupuesto total) al VIVE durante los dos próximos ejercicios.

El PIA se ha olvidado de medidas que tengan un beneficio directo sobre los compradores. La inclusión de rebajas fiscales que puedan servir de impulso a la demanda, como la supresión del Impuesto de Matriculación, ha quedado desechada por el Ejecutivo.

Vía | La Vanguardia


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *