31 enero 2012 Industria

El año 2012, comienza casi de la misma manera a como ha terminado el 2011: con bancarrotas. Se suman ahora a esta seguidilla de quiebras Ener1 y Saab Norteamérica, dos compañías que nada tienen que ver entre ellas pero que al mismo tiempo guardan una cierta relación.

Ener1 ha pedido acogerse al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras en EEUU. Ener1 era uno de los principales proveedores de baterías de litio para coches eléctricos y motocicletas eléctricas, que había sido proveedor de Think!Curiosamente, la bancarrota de Ener1 pondría en cierto peligro a Think! (y creo que por tercera vez) ya que Boris Zingarevich, el inversor ruso que se ha hecho cargo de Ener1, es también mayoritario en Think!

En otro giro, nos vamos ahora a EEUU, en donde a pesar de que casi la totalidad de los concesionarios de Saab han pedido la bancarrota del brazo norteamericano de la compañía sueca, Saab Norteamérica se niega a terminar sus días. La situación es insostenible para Saab del otro lado del charco, que adeuda 1.200 millones de dólares en reembolsos y garantías no cumplidas.

¿Y qué tienen en común Ener1 y Saab USA? Son dos caídas que muestran la realidad del sector automotriz en el mundo. Aqui no se salva nadie. Tanto el que ya sabíamos que había muerto, como Saab, así como aquellos que iban a la cabeza de las nuevas tecnologías del coche eléctrico, como Ener1.

Vía | Inautonews, Autoblog Green


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *