13 junio 2012 Curiosidades

No sé qué tan tranquilo me quedaría yo en dejar mi Porsche 911, histórico o cualquier otro vehículo de lujo o deportivo (que seguramente tendría, de poder pagar esta plaza de aparcamiento) protegido solamente por un cristal y metido en una caja de concreto, pero no hay que negar que Garagenatelier, un aparcamiento muy especial ubicado en Herdern, Suiza, es algo un poco fuera de lo común partiendo de la premisa tan simple como lo es un cubo de hormigón.

El Garagenatelier fue una obra dirigida por la agencia Peter Kunz Architektur entre 1998 y 1999. Situada en una zona rural de Suiza, cerca del lago Constanza y con un estilo modernista, estos espacios de aparcamiento (8 cubos con vista panorámica) son una “intervención sin distorsión en el paisaje”. La idea de los cubos es servir de fuente de luz natural a todo el resto del aparcamiento construido bajo el cerro y los cristales que ocultan los coches (que deben ser a prueba de todo) sirven también como entrada a cada cubo.

Vía | Ignant


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

3 comentarios
  • chouri

    Nosotros los gallegos también tenemos algo parecido, pero no es para nuestros coches, es para nosotros mismos, para cuando estiremos la pata. Es un bonito cementerio que hay en Fisterra mirando al mar, y con unos cajones de hormigón igualitos a los de este garaje. Y se dice CAJA DE HORMIGÓN, no “caja de concreto”. Concreto es una traducción literal del inglés CONCRETE que es como ellos le llaman al hormigón. Perdonad por esta pequeña corrección.

  • chouri

    Y que pena, los suizos como salvaguardan su paisaje y valores naturales y los gallegos como nos cargamos todo a una velocidad de vértigo. Que pena…

  • Fredy

    Ahí,ahi exponiendo el material a los cacos…

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *