7 noviembre 2012 Curiosidades, Industria

Hablábamos el otro día de algunos Fisker Karma que se incendiaron espontáneamente en un aparcamiento del puero de Nevark, al paso del huracán Sandy. Pero eso no fue todo, ya que al mismo tenor se ha rumoreado que algunos Toyota Prius también se habrían incendiado, un hecho que Toyota se encargó de ocultar muy bien.

Pero al margen de los accidentes en motores y baterías eléctricas por culpa del agua, también se cuentan como víctimas de Sandy aquellos vehículos que han quedado bajo las aguas, que fueron arrastrados por corrientes de agua o simplemente aquellos a quienes les ha caído un árbol o algún objeto encima; 15.000 vehículos nuevos que no pueden venderse por los daños que han recibido.

Casi todas las marcas han reportado daños en muchos de sus vehículos que estaban guardados en aparcamientos bajo tierra o al aire libre. Algunos de ellos pueden ser vendidos después de hacer pequeñas reparaciones, pero la mayoría se ha declarado como “invendibles” y serán destruidos.

Seguramente que el que peor la ha pasado ha sido Fisker, ya que además de los 16 coches incendiados, ha perdido 320 vehículos dañados por Sandy; el daño que el hracán ha ocasionado a Fisker, se estima en casi 40 millones de dólares.

Vía | Automotive News


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *