2 abril 2009 Berlinas, Fotos

e63-amg-w212-0007.jpg

El fabricante alemán no ha hecho esperar más y ha sacado a la luz la versión más potente de la nueva generación del Clase E. Más deportivo, dinámico y eficiente, el nuevo E63 AMG se distingue todavía más que antes de las versiones normales de la berlina gracias a varios elementos que ha heredado del SL63 AMG. Mantiene el motor atmosférico 6.2 V8, pero en esta ocasión produce 525 caballos de potencia, 8 más que antes, y 630 Nm de par máximo.

Junto a la transmisión AMG Speedshift de siete velocidades y con levas tras el volante, el E63 AMG alcanza los 100 km/h desde 0 en 4’5 segundos. Su velocidad máxima, como ya viene siendo habitual, está limitada electrónicamente a 250 km/h. Esta transmisión viene equipada con cuatro modos de conducción: “C” (bajo consumo), “S” (deportiva), “S+” y “M” (manual), además de una función de arranque deportivo (Race Start). Asimismo, las modificaciones del motor y la transmisión logran un consumo provisional de 12’6 litros a los 100, el más bajo de las berlinas de su categoría.

Para controlar esas prestaciones, el E63 AMG tiene una suspensión configurada específicamente para dar un comportamiento de altas prestaciones pero conservando el confort de la berlina. Ello es posible gracias al sistema AMG Ride Control, que permite al conductor elegir tres modalidades de suspensión con pulsar un botón: Confort, Sport y Sport Plus.

El ESP de tres fases, presente en los C63 y SL63 AMG, también se puede modificar a gusto pudiendo activarlo, darle unos parámetros deportivos o desactivarlo del todo. Los elementos deportivos del E63 se complementan con los frenos AMG que incorporan discos perforados de 360 mm y las llantas específicas de 18 pulgadas que van montadas en neumáticos 255/40 R 18 delante y 285/35 R 18 detrás.

Por fuera, el E63 AMG se distingue por las entradas de aire del parachoques delantero (que incluyen luces de LEDs), los faros delanteros oscurecidos, los logotipos “6.3 AMG” laterales en unas hendiduras al lado de las puertas, pasos de rueda 17 mm más anchos, faldones deportivos, difusor trasero y las cuatro salidas de escape rectangulares. En el interior también se aprecia el toque de AMG en los asientos eléctricos deportivos de cuero, el volante específico de cuatro radios y la interfaz AMG Drive Unit que permite manejar varias opciones de la mecánica del coche.

Por descontado incluye todas las novedades en seguridad que equipa el nuevo Clase E, como el sistema de visión nocturna o el de prevención de impactos. Pero si todo eso no es suficiente, AMG propone un pack denominado Performance que incluye elementos adicionales como llantas de 19 pulgadas de diseño exclusivo, una suspensión aún más deportiva, un volante nuevo de tres radios y un pequeño saliente en el maletero para mejorar la aerodinámica. Opcionalmente se pueden añadir componentes en fibra de carbono tanto del exterior como del interior. Os dejamos con las imágenes.

Fuente | Mercedes-Benz


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *