2 junio 2008 Industria, Superdeportivos

impuestodeportivosaustralia

El impuesto para el ingreso de coches de alto rendimiento en Australia sufrirá un incremento excesivo desde el 30 de Junio de este año.

Según el reporte de la compañía Trivett Classic el impuesto se ha incrementado a 16.200 euros para cada marca y se pueden mencionar como ejemplos los 32.400 euros para Lamborghini Murciélago o 45.300 euros para Rolls-Royce.

Por esta razón los distribuidores están tratando de convencer a sus clientes de realizar preordenes anticipando la medida fiscal y ya se menciona una importante baja en las ventas después del mes de Junio.

Sin embargo todavía no se pierden las esperanzas de rectificare esta norma fiscal, pues los intereses de los concesionarios y de los usuarios se verán seriamente afectados o por lo menos eso parece hasta el momento.

Vía | Winding Road


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *