7 agosto 2011 Curiosidades, Reportajes, Seguridad


El GPS ha sustituido al mapa impreso en papel como instrumento para orientarse y planear rutas. Es un aparato muy cómodo: lo enciendes, introduces el destino y sigues las instrucciones. Además te dice los kilómetros al destino, si hay peajes en el trayecto y hasta el tiempo que vas a tardar en completarlo. Y precisamente es en este punto donde los británicos van un poco más lejos. Rectifico, más rápido.

De acuerdo con un estudio realizado por el ICM Research de Londres, en los últimos doce meses 7,2 millones de conductores británicos han intentado rebajar el tiempo estimado por el GPS hasta el lugar de destino. De ellos, 3,6 millones han admitido que en su aspiración superaron los límites de velocidad.

Aún hay más. Resulta que 144.000 de los 7,2 millones, se vieron involucrados en accidentes con otros vehículos, 200.000 chocaron contra bordillos de aceras, 161.000 condujeron de forma negligente, 1,2 millones aceleraron cuando veían el ámbar en el semáforo y 570.000 no redujeron la velocidad adecuadamente a la entrada de rotondas e intersecciones.

Huelga decir que este tipo de pseudocompetición contra el GPS es peligrosa y pone en riesgo tú seguridad y la del resto de usuarios de la vía. No hay un estudio semejante para nuestro país, pero es muy probable que los resultados fueran similares a los mostrados en este artículo.

Conduce con precaución y no arriesgues la vida en banalidades.

Vía | Carscoop


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 agosto 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *