10 diciembre 2011 Tecnología

Al igual que la Fórmula 1, los IndyCar también tendrán que vivir un proceso de downsizing a motores V6, un cambio reglamentario que estaba planificado desde fines del 2010 y que finalmente será aplicado en 2012. Los fabricantes de motores que se medirán en la categoría americana serán Chevrolet, Lotus y Honda.

El nuevo motor será un V6 de 2,2 litros twin-turbo con una potencia que iría de los 550 a los 700 caballos, dependiendo de la pista, y que funcionarán en base a etanol. Quedan en el pasado los potentísimos motores V8 que funcionaban a base de metanol, ya que la categoría quiere acercarse más al concepto de ser más amigable con el medio ambiente y con un menor consumo de combustible.

En cuanto al chasis, Dallara será de la partida una vez más. El día de ayer los Dallara con los nuevos motores Honda y Chevrolet se presentaron en el óvalo de Homestead, continuando con las pruebas de motores de ambos fabricantes y algunas pruebas aerodinámicas sobre el nuevo chasis. La verdad es que el nuevo Dallara no es bonito a la vista con el carenado de los neumáticos traseros, pero la idea detrás del nuevo chasis es incrementar también la seguridad.

Durante las citadas pruebas de rendimiento de motores y chasis, los motores no acusaron problema alguno, mientras que el chasis ha aprobado los tests de turbulencia, circulando ambos coches uno al lado del otro o uno detrás del otro. Las pruebas continuarán la próxima semana en Sebring.

Vía | IndyCar


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *