4 abril 2016 Berlinas

hr-owen-rr-black-badge-showroom-6
En el pasado Salón de Ginebra 2016 Rolls Royce hizo un anuncio que hizo que nos pusieramos alerta. La próxima novedad de la prestigiosa marca británica iba a aportar una nueva imagen a los modelos ya conocidos de la marca y a convertirlos en algo diferente y aunque cueste de creer, en algo todavía más elegante. El truco está en crear un “vestido” en un color negro impresionante y muy adecuado para el aspecto de estos impresionantes coches.

Los dos modelos que se beneficiarán de esta propuesta son el Ghost y el Wraith, que contarán con este paquete estético y técnico. La imagen de ambos modelos se rejuvenecerá con este nuevo color que convertirá dos de los coches más impresionantes del mundo en algo nuevo y aunque lo que se dice revolucionario no será, sí que nos llama poderosamente la atención.

Cuando hablamos de un modelo negro, queremos decir negro. Completamente negro. Y es que incluso el conocido y codiciado emblema de la marca, la Flying Lady que está en el capó de los Rolls Royce, cambia su estado de plateao a negro, integrándose completamente en ese estilo de diseño tan particular. El conocido logotipo de la doble R también ha sufrido los correspondientes cambios y es también negra.
hr-owen-rr-black-badge-showroom-3

Los Rolls Royce ganan presencia y potencia

El Rolls Royce Ghost Black Badge y el Rolls Royce Wraith Black Badge contarán además con unas llantas fabricadas con un material nuevo. Se trata de una aleación de fibra de carbono y aleación ligera. En cuanto a la posibilidad de contar con todos los elementos disponibles o contar solo con alguno de ellos. La personalización de cada uno de los modelos es importante, así que si alguno de los clientes no quiere todo el paquete negro, puede optar por los elementos que prefieran.

En lo que respecta a los motores, estas versiones negras cuentan también con un motor mejorado. Se trata de un bloque V12 de 6.6 litros que ofrece los mismos 624 CV, aunque eleva el par máximo en 70m Nm, hasta los 870 Nm en el caso del Ghost y un incremento de 40 CV y 60 Nm en el caso del Wraith. Ambos cuentan con un cambio automático de ocho velocidades y una suspensión mejorada para ofrecer un mejor comportamiento en su faceta más deportiva.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *