15 enero 2012 Monovolúmenes

A la marca checa le ocurre como a otras divisiones del Grupo Volkswagen: no le vale con tener una única etiqueta ecológica sino que necesita dos. Primero llegó el Yeti Greenline, la versión más “ecológica”, y luego la Green Tec, menos respetuosa con el medio ambiente que la anterior pero más “verde” que las normales. Hasta ahora esta última solo estaba disponible en nuestro país con el bloque 2.0 TDI CR de 140 CV pero Škoda ya ha confirmado otra opción que se introduce progresivamente en Europa.

Se trata del motor 1.4 TSI turboalimentado, el cual genera 122 caballos de potencia. Está unido a una caja manual de seis relaciones y arroja un consumo medio de 6,4 litros cada cien kilómetros (frente a los 5,1 que da con el motor 2.0 TDI) y unas emisiones de CO2 de 148 gramos por kilómetro (14 más que con la alternativa Diesel). Aunque en comparación sean cifras mayores que el otro motor, de lo que se trata es de que los clientes puedan elegir entre uno de los dos combustibles según sus preferencias.

El equipamiento específico de la versión se mantiene idéntico al otro Yeti Green Tec e incluye sistema Stop&Start, neumáticos de perfil bajo y frenada regenerativa. A partir de ahí existen los mismos dos niveles de equipamiento. El básico, el Active, ofrece cierre centralizado con mando a distancia, aire acondicionado y radio con reproductor de CD y MP3.

El otro es el Ambition, el cual añade climatizador automático, faros antiniebla y volante multifunción. Aunque Škoda no ha comunicado las tarifas del Yeti Green Tec con este motor para España, la diferencia de precio con el Diesel en otros países está entre los 5.000 y 6.000 euros menos.

Vía | Autoweek


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *