11 mayo 2017 Pruebas, Seguridad, Todoterrenos / SUV

ssangyong-sass-4

Hace unos días asistíamos a la presentación de la renovada gama 2017 del SsangYong Korando, un SUV compacto con mucho peso dentro de la oferta del fabricante coreano.

El Tívoli es sin duda el referente hoy día de la marca, y con la llegada del sistema de seguridad preventiva SASS reafirma su condición aún más.

La seguridad es a día de hoy uno de los factores primordiales que nos hacen inclinar la balanza hacia uno u otro lado a la hora de adquirir un vehículo. Cualquier vehículo que se venda en nuestro continente cumple unas estrictas normas de seguridad, pero no todos apuestan por la excelencia.

Sin embargo, es cada vez más habitual encontrar sistemas de seguridad preventiva en vehículos cada vez más económicos, algo que habla en favor de la democratización de este tipo de sistemas de seguridad, que cada vez son más avanzados, competentes y capaces. SsangYong introduce el sistema SASS, un conjunto de funcionalidades que llegan, en una primera fase, al Tívoli y XLV.

ssangyong-sass-2

El sistema SASS -Seguridad Activa SsangYong- está compuesto por una cámara frontal con 52º de visión horizontal y 38º de visión vertical y una unidad de control, capaz de actuar sobre sistemas como el acelerador y freno, el ESP, el ABS y la centralita motor.
Mediante este sistema, el vehículo disfruta de hasta seis nuevas funcionalidades que hacen de los Tivoli y XLV los referentes en seguridad en su segmento.

Alerta de Colisión Frontal FCW y Sistema de Frenada de Emergencia Autónomo AEBS

Los dos primeros sistemas están relacionados con la prevención de accidentes. La Alerta de Colisión Frontal (FCW, Front Collision Warning) avisa al conductor en caso de riesgo de colisión con un vehículo o peatón. Tiene un rango de funcionamiento comprendido entre los 8 y 180 km/h para vehículos y entre 8 y 70km/h para peatones.
Las seis funcionalidades se incluyen dentro del sistema SASS
Por su parte, el Sistema de Frenada de Emergencia Autónomo (AEBS, Autonomous Emergency Brake System) actúa sobre los frenos, aplicando si es necesario hasta el 100% de la fuerza de frenado disponible de forma automática para evitar o mitigar los efectos de una colisión.

ssangyong-sass-3

Su funcionamiento está comprendido en el rango de velocidades que va desde 8 km/h a 60 km/h, y tiene en cuenta variables como la velocidad, la trayectoria o las acciones del conductor, de forma que si el conductor mueve el volante o levanta el pie del acelerador el sistema inhibirá su actuación.

Advertencia de Cambio de Carril LDWS y Mantenimiento de Carril LKAS

El Sistema de Advertencia de Cambio de Carril (LDWS, Lane Departure Warning System) emite una alerta sonora en caso de que el vehículo abandone el carril sin que el conductor lo haya indicado mediante los intermitentes laterales. Para ello monitoriza las líneas de la carretera, detectando cuando el vehículo las pisa. Actúa entre 60 y 175 km/h.

Con el mismo principio de análisis y funcionamiento, el Sistema de Mantenimiento de Carril (LKAS, Lane Keeping Assist System) actúa además sobre la dirección del vehículo para evitar que el coche se salga del carril siempre y cuando sean curvas de gran radio y la velocidad del coche esté comprendida entre 60 y 175 km/h. Actúa un máximo de 10 segundos, y es capaz de detectar cuando el conductor ha soltado las manos del volante.

Asistente de Luz de Carretera HBAS y Sistema de Reconocimiento de Señales TSR

El Asistente de Luz de Carretera (HBAS, High Beam Assist System) identifica los puntos de luz provenientes de otros vehículos circulando en cualquier sentido. Si detecta oscuridad, controla la acción de las luces de carretera -luces largas- descargando al conductor de la tarea. Funciona a partir de 35 km/h.

ssangyong-sass-5

Por su parte, el Sistema de Reconocimiento de Señales (TSR, Traffic Signal Recognition) es capaz de leer señales de tráfico relativas al límite de velocidad y adelantamientos, mostrándolas en la pantalla del ordenador de abordo durante 5 segundos. Funciona entre 10 y 130 km/h.

Este paquete de medidas de seguridad llega, de momento, a los Tivoli y XLV en su acabado Limited, el más alto de la gama, con un precio de arranque de 17.250€ en el caso del Tivoli y 18.600€ en el caso del XLV. Además, tanto el Tivoli como el XLV sufren ligeras modificaciones en el equipamiento.

En el caso del Tivoli, el acabado intermedio Premium recibe un nuevo sistema de audio con pantalla de 8 pulgadas y cámara de visión trasera, mientras que el acabado tope Limited recibe unas nuevas llantas de 18″, asientos traseros declinables, mejor acceso a los anclajes Isofix, un arcón modular para maletero o un parabrisas delantero mejorado. Pierde, no obstante, los asientos y el volante calefactables.

ssangyong-sass-1

Por su parte, el XLV Limited gana regulación del volante en profundidad, un nuevo parabrisas y una mejor localización visual de los anclajes Isofix, perdiendo también los asientos y el volante con calefacción.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *