23 octubre 2006 Tecnología

El grupo Fiat ha sacado a la luz un proyecto que ya es realidad pero que aún no se ha instalado en ningún coche de calle ni tiene pensado hacerlo, de momento.

Se trata de un motor que admite cuatro tipos de combustible diferentes y que, según las condiciones de la vía y las exigencias del conductor, una centralita, SFS®, desarrollada por Magnetti Marelli, elegirá automáticamente y sin indicación del conductor, qué combustible es el adecuado. Esto no se notará en ningún momento, puesto que se ha desarrollado para no hacerlo, aunque el combustible *predeterminado* será el **gas natural** por su reducido nivel de contaminación.

Tetrafuel

Yo no me quiero imaginar los cuatro testigos diferentes -uno por cada combustible- que aparecerán en el salpicadero cuando alguno de ellos escasee.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *