3 febrero 2012 Tecnología

Resulta llamativo que sea una organización ecologista la que llame la atención de la Unión Europea, acerca de los importantes sobrecostes que el automovilista tendrá que afrontar con la llegada de los llamados biocombustibles. De acuerdo a la organización Amigos de la Tierra Europa, los biocombustibles acarrearían unos sobrecostes anuales de 10.000 a 18.000 millones de euros.

De acuerdo al proyecto iniciado por la Unión Europea, al menos el 10% de la energía utilizada en el transporte, debe provenir de fuentes limpias, para el año 2020, entendiendo por limpio, el uso de todo tipo de biocombustibles. Los costos de estos combustibles superarían al del diésel, e incluso a la gasolina. Recientes estudios presentados en la UE, anticipan que el bioetanol costaría entre 19 y 41 céntimos más que el litro de gasolina, mientras que el biodiesel se situaría entre 35 y 50 céntimos más que un litro de diesel.

Pero no solo el costo mayor es el problema, sino la escasez de tierras dedicadas para producir alimentos, ante la cantidad cada vez mayor de espacios de tierra cedidos a los biocombustibles. Lamentablemente, esto es algo que ya veía venir, desde que comenzamos a hablar del tema, hace unos 4/5 años atrás.

No hay duda sobre la inclinación de los políticos a recurrir siempre a la solución más inviable y más cara. Este caso de los biocombustibles y la “urgencia” en adoptar la electricidad (otro “combustible” que nos está costando mucho trabajo adoptar), deja de lado otras soluciones.

El gas todavía proviene de una fuente que no podríamos denominar “limpia”, pero tiene mucho más futuro en la automoción que la electricidad o los biocombustibles, teniendo en cuenta que el objetivo final a largo plazo debería ser el hidrógeno.

Vía | Autopista


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *