Mi coche frena mal: cómo saber fácilmente si los frenos necesitan una revisión

Mi coche frena mal: cómo saber fácilmente si los frenos necesitan una revisión

Escrito por: Victor Alós Yus    17 octubre 2019     3 minutos

Los frenos son uno de los elementos importantes de la seguridad del coche y hay que tenerlos siempre listos y preparados para actuar de forma eficiente

De todos los elementos de seguridad activa con los que cuenta un coche, los frenos son quizá los más importantes. Y esto es porque son los que se encargan de evitar alcances y golpes con otros vehículos, además de permitir reducir la velocidad e incluso detener el coche si es necesario. Pero, como todos los elementos mecánicos del coche, los frenos se desgastan y pierden efectividad.

Un problema importante que hay con los frenos es que el pie se adapta al comportamiento del pedal, así que normalmente no percibimos que tenemos que hacer más presión para frenar. Es un problema que puede observarse fácilmente si subes a un coche distinto al que conduces normalmente. Enseguida notarás que el tacto y el comportamiento de los pedales son distintos y detectarás si hay que hacer más fuerza al frenar o pisar el embrague.

Pero, por suerte, aunque no podamos percibir este comportamiento irregular en nuestro coche, porque nos acostumbramos a él, hay otras maneras de determinar el mal funcionamiento de los frenos de nuestro coche. Vamos a darte unas pistas para que puedas pensar en revisar los frenos y cambiar las piezas que ya no son eficientes.

Aumento de la distancia de frenado

La distancia de frenado es la que necesita el coche desde que se pisa el freno hasta que se detiene. Si la distancia de frenado aumenta, es señal de que el coche no frena con normalidad y hay que revisar bien el sistema de frenado. Puede ser que se hayan desgastado las pastillas de freno o los discos de freno. Si se detecta que el coche necesita más metros para detenerse, hay que llevarlo al taller y hacer que lo revise un mecánico.

Revisar el líquido de frenos

En condiciones normales, el depósito de líquido de frenos debería estar siempre lleno hasta la marca de máximo. Si se detecta que el nivel baja rápidamente o llega al nivel de mínimo, es señal de que algo no funciona bien y que el coche debe pasar por el taller inmediatamente. El líquido de frenos ha de cambiarse cada 2 o 4 años para que mantenga toda su efectividad, así que en ese plazo hay que llevar el coche al taller para hacer el mantenimiento de los frenos.

¿Cuáles son los tipos de pastillas de freno que podemos encontrar en el mercado?

¿Cuáles son los tipos de pastillas de freno que podemos encontrar en el mercado?

Si te encuentras en la tesitura de elegir que pastillas de freno montar en tu vehículo, deberás de saber que te encontrarás con varios tipos en el mercado

LEER MÁS

Comportamiento extraño del pedal de freno

Ya hemos comentado que a veces no somos conscientes de que el pedal del freno funciona de manera «rara» y que no responde bien. Pero en ocasiones, es fácil darse cuenta de ello y ante cualquier comportamiento extraño hay que acercarse al taller y revisarlo. Es mejor realizar una revisión de vez en cuando que enfrentarse al fallo de los frenos en un momento crítico.

Vibraciones, ruidos extraños y comportamiento irregular

La presencia de vibraciones al frenar, un sonido metálico cuando se pisa el freno o cualquier comportamiento extraño que se detecte puede ser señal de que los frenos no funcionan correctamente. Además, las pastillas de freno suelen tener un «chivato» que emite un sonido metálico claramente audible que avisa de que se están desgastando. Si se comienza escuchar ese sonido, toca cambiar las pastillas y de paso, revisar el resto del sistema de frenado.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.