Mercedes-AMG GLS 63 4MATIC+: llega la versión más radical del buque insignia

Mercedes-AMG GLS 63 4MATIC+: llega la versión más radical del buque insignia

Escrito por: Alvaro Avilés    21 noviembre 2019     4 minutos

La versión más deportiva del buque insignia de la familia SUV ha llegado, se llama Mercedes-AMG GLS 63 4MATIC+ y tiene suficiente par motor para separar las capas tectónicas de la tierra

El nuevo Mercedes-Benz GLS fue presentado el pasado mes de abril en el Salón del Nuevo York y ya hemos conocido el Mercedes-Maybach GLS, la interpretación más lujosa de la filial del grupo Daimler. Además, sabemos que la electrificación va a llegar a la familia de todocaminos de la marca de la estrella, y es que Mercedes-Benz ya trabaja en una variante eléctrica del Clase G.

Sin embargo, todavía faltaba algo en la gama, algo que saciara la sed de los clientes con aspiraciones más deportivas, por lo tanto, algo que llevara el apellido AMG. El nuevo Mercedes-AMG GLS 63 4MATIC+ ya es una realidad, y es que la marca ya ha mostrado en el Salón de los Ángeles la variante más prestacional del buque insignia de su gama SUV.

El Mercedes-AMG GLS 63 4MATIC+ cuenta con un V8 bajo el capó

El nuevo Mercedes-AMG GLS 63 4MATIC+ cuenta con el mismo corazón V8 de 4.0 litros y dos turbos que ya llevan instalado el Mercedes-Benz AMG GT63 S 4MATIC que tuvimos la oportunidad de probar. Este desarrolla una potencia de 603 caballos y un brutal par motor de nada menos que 830 Nm. Por si no fueran suficientes, la tecnología EQ Boost es capaz de añadir otros 21 caballos adicionales que aportan otros 250 Nm de par puntualmente.

Con este imponente conjunto mecánico, este mastodonte es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y alcanza una velocidad máxima autolimitada a 280 km/h. Para conseguir estas prestaciones, se asocia a una transmisión automática de 9 relaciones y, por supuesto, al sistema de tracción total AMG Performance 4MATIC+.

Este sistema de tracción a las cuatro ruedas permite que la potencia se reparta entre ambos ejes, de manera que puede transmitir toda su potencia al tren trasero y, en función de las necesidades, puede equilibrar la potencia en un 50/50.

Este reparto queda en manos del AMG Dynamic Select, un programa de selección de modos de conducción que permite al conductor escoger entre seis modos de conducción distintos: Comfort, Sport, Sport+, Individual, Trail y Sand.

Para conseguir esta personalidad tan polivalente, los ingenieros de AMG han recurrido a una suspensión neumática con dureza variable. Esta da la posibilidad de configurarse en tres variantes que regulan su firmeza: Comfort, Sport y Sport+.

Un sistema eléctrico de 48V para controlar la suspensión y aumentar la potencia

Otra de las novedades del Mercedes-AMG GLS 63 4MATIC+ es el sistema AMG Active Ride Control asociado a un sistema de 48V que funciona como estabilizador activo de balanceo. Este sistema utiliza un sistema electromecánico por eje que funcionan independientemente y se ocupan de neutralizar los balanceos.

Sin embargo, el compresor eléctrico de 48V no sólo se ocupa del AMG Active Ride Control, sino que también es el culpable de la patada del EQ Boost. Como hemos mencionada antes, se trata de un pequeño motor eléctrico que, de manera puntual, añade 21 caballos y 250 Nm de par. De esta manera, en los momentos en los que este dispositivo entra en juego, la potencia total es de 624 caballos y el par aumenta hasta los 1.080 Nm.

Lujo y tecnología por doquier

Por supuesto, el Mercedes-AMG GLS 63 4MATIC+ es todo un portento tecnológico. En su equipamiento de serie, encontramos el sistema de visión periférica de 360 grados, asistencia a la conducción o control de crucero adaptativo. No faltan los detalles más premium como el sistema de sonido Burmester y el sistema de infoentretenimiento MBUX con su ya típica pantalla corrida de 12,3 pulgadas.

Las capacidades de personalización interior que otorga el sistema MBUX son prácticamente interminables, por lo que por ejemplo, la luz ambiental puede configurarse hasta en 64 tonalidades diferentes.

Además, los pasajeros irán en primera clase gracias a los asientos calefactados en las dos filas de asientos y con masaje en las butacas delanteras. En caso de que el cliente lo desee, se pueden configurar las plazas traseras para que cuenten con una pantalla de 7 pulgadas para cada ocupante y una consola central que anula el asiento central trasero.

Otro de los detalles que nos hacen comprobar que estamos ante lo mejor de lo mejor es algo tan simple como sus posavasos, y es que tienen función calefactable y refrigerada para que las bebidas siempre estén en la temperatura correcta.

Por lo tanto, ya tenemos aquí al todopoderoso Mercedes-AMG GLS 63 4MATIC+, un SUV de lujo con el que poder hacer viajes de larga distancia y sacarle los colores a más de un deportivo.

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.