19 multas además de por velocidad que pueden dejarte sin carnet y otras que seguramente no conocías

19 multas además de por velocidad que pueden dejarte sin carnet y otras que seguramente no conocías

Escrito por: Javier López    21 febrero 2019     Sin comentarios     5 minutos

El mundo de las leyes de tráfico va más allá del exceso de velocidad en la vía, y es por esto que hoy os traemos 19 ilegalidades que implican una sanción.

Seguro que son muchos los conductores que velan no solo por mantener la paz en la carretera, sino también por salvaguardar los puntos que confieren nuestro carnet y, por ende, nos permiten desplazarnos a los mandos de un vehículo. En muchas ocasiones, consideramos que tan solo el exceso de velocidad es motivo suficiente para desbancarnos de esos codiciados puntos, pero no es así. Es por esto que hoy os traemos 19 tipos de infracciones que no están relacionadas con superar la velocidad de la vía y que pueden provocar no solo la pérdida de puntos, sino también la retirada del permiso de circulación.

Con esta premisa, nos encontramos con unas normas ajenas a los límites de velocidad que debemos acatar para conseguir un correcto uso del vehículo y así evitar poner en peligro nuestra vida y la de los demás conductores. Es cierto que muchas de ellas ya os sonarán, pero otras tantas son desconocidas para un amplio número de personas que tienen en su poder un carnet de conducir.

Alcohol, drogas y una actitud rebelde

Conducir bajo los efectos de estupefacientes, cualquier tipo de droga o alcohol sabemos que conlleva la debida sanción. Para ser más concretos, nos encontraremos con la retirada de hasta seis puntos del carnet de conducir con tasas superiores a 0,50 mg/l, una cifra que se reduce hasta los cuatro puntos en caso de que la tasa sea superior a 0,25 mg/l.

Si circulamos después de haber ingerido alguna droga o estupefaciente nos podría conllevar también la pérdida de seis puntos del carnet, pero hay algo más. En caso de que la policía nos pida que nos sometamos tanto a un test de alcoholemia como a un test de drogas, una actitud negativa a realizarlo podría provocar que nos retiren otros seis puntos.

Imprudencias en la carretera

En muchas ocasiones no necesitamos recurrir a una sustancia extraña en nuestro cuerpo para cometer imprudencias, y es por esto que la DGT también nos podría penalizar por realizar alguna de estas temeridades. Conducir en sentido contrario o participar en carreras ilegales, conducir vehículos con mecanismos o instrumentos de inhibición de la vigilancia del tráfico o de los sistemas de detección de radar y superar o exceder el número de horas recomendado al volante podría provocar que perdamos hasta seis puntos del carnet.

Otro de los motivos por los que podremos recibir una multa es alterar el limitador de velocidad o el tacófrago, una ilegalidad que supondrá la pérdida de seis puntos. Conducir sin el permiso o licencia necesarios, arrojas objetos peligrosos a la vía o no respetar la prioridad de paso las señales de stop y ceda el paso y los semáforos en rojo son algunas de las imprudencias que nos podrían costar cuatro puntos del carnet.

Adelantamientos peligrosos o el incumplimiento de ciertas señales

El acto de adelantar en cualquier tipo de vía debe de hacerse con prudencia y cautela, puesto que se presenta como una maniobra que puede acarrear peligros si la realizamos en contra de las leyes de tráfico. Es por esto que tanto los adelantamientos indebidos y que generen cualquier riesgo o entorpecimiento para los ciclistas, supondrán la retirada de cuatro puntos.

Efectuar un cambio de sentido en zonas no habilitadas para ello puede provocar una sanción que nos haga perder tres puntos de carnet. Dicha cantidad vuelve a ascender hasta los cuatro puntos cuando realizamos ilegalidades del calibre de dar marcha atrás en autopistas o autovías, no respetar las señales de los Agentes que regulan la circulación y no respetar la distancia de seguridad.

Manipulación de elementos electrónicos o falta de rigurosidad con componentes del vehículo

Conducir utilizando manualmente el teléfono móvil, programando el navegador, usando cascos auriculares u otros dispositivos que disminuyan la atención se consideran ilegalidades que conllevan la extracción de tres puntos. Esta misma sanción se aplica al no hacer uso del cinturón de seguridad, sistemas de retención infantil, casco y demás elementos de protección.

Por último en esta lista de 19 ilegalidades que también conllevan retirada de puntos nos encontramos con conducir con el permiso suspendido o teniendo prohibido el uso de ese vehículo, una imprudencia que provocará la retirada de cuatro puntos del carnet de conducir. Es así como cualquiera de estas temeridades e ilegalidades podrán hacer que nos quedemos sin permiso de circulación, una situación que podría agravarse mucho más al provocar un accidente o poner en peligro la vida de alguien.

Otras multas curiosas y tipificadas, pero difíciles de demostrar, que no quitan puntos

Hasta aquí las que los agentes de la autoridad tienen herramientas suficientes para demostrar, pero hay una larga lista por las que nos podrían multar y aun así no lo hacen. Eso no significa que nos las podamos saltar a la torera, porque en algún momento podríamos tener un problema.

Hablamos de conducir con el abrigo puesto (resta movilidad) o conducir con tacones o chanclas, que restan agilidad y tacto en los pedales en caso de un frenazo brusco, que nos puede costar hasta 200 euros. Decimos que debemos conducir de forma relajada al volante, pero no de forma excesiva; esto también puede ser motivo de sanción, hasta 80 euros.

Coche Salpicando Agua Charcos

Nunca debemos perder la vista de la carretera y comportamientos tan comunes como mordernos las uñas, discutir o besar al copiloto, puede hacer que nos pongan una multa de 80 euros. Además, salpicar a los peatones que esperan en la acera también nos puede costar un disgusto, aunque sea divertido, porque es sancionable.

Por último y aunque podamos encontrar estúpido, los agentes de tráfico nos pueden sancionar por llevar hielo en el parabrisas o tener las escobillas excesivamente gastadas, afectando directamente a la visibilidad y al correcto funcionamiento del vehículo. Aunque la primera nos puede costar hasta 200 euros, la segunda no se queda atrás, llegándonos a costar hasta 80 euros.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.