Renault Megane Coupé 1.6 dynamique 110 CV, prueba (parte II)

Renault Megane Coupé 1.6 dynamique 110 CV, prueba (parte II)

Escrito por: Javi Vicente   @javivicente    1 noviembre 2009     Comentario     7 minutos

En la primera parte os hablábamos acerca del motor del Renault Megane Coupé 1.6 de 110 CV y comentábamos la tranquilidad con la que funcionaba y las cifras de aceleración y par que ofrecía. Por contra, lo mejor era el consumo, que en una conducción tranquila consumía lo mismo que un diésel.

De siempre Renault ha estado ligado a coches muy futuristas y prueba de ello es el diseño tanto exterior como interior. Todos conocemos aquel coche del futuro llamado Velsatis. Hoy ya es parte del pasado. El nuevo Mégane Coupé no se queda atrás y tendrá que salir la nueva generación para decir oficialmente que es antiguo. Es un coche del futuro adaptado a nuestro tiempo.

Diseño exterior

Renault Megane Coupé 1.6 dynamique 110 CV

Cogiendo el metro y midiendo las tres dimensiones del coche (alto, ancho y largo) podemos afirmar que es mayor en cualquiera de ellas con respecto a la generación anterior aunque a simple vista se vea más bajo y largo. Sus medidas son 4,295 metros de largo, 1,808 de ancho y 1,471 de alto.

Ya decíamos que el frontal es verdaderamente futurista con esos toques cromados situados debajo de los faros y que se asemejan a entradas de aire que lo son, pero no tan grandes. Los faros son una continuación perfecta de estos embellecedores que se abren hacia los laterales dando sensación de agresividad. Luego dicen de los coches italianos, pero Renault tampoco se queda atrás en diseño.

Los intermitentes laterales los lleva en el espejo (parece que cuando alguna marca saca una novedad, todos van detrás) y personalmente no veo muchas razones para hacerlo en esta gama de coches. Un espejo ya de por sí es caro y más lo será si se le añaden más cables. No obstante, parece ser que es más visible a esa altura muy en línea con la vista que más abajo y por suerte se pliegan automáticamente al cerrarse el coche. Todo sea para evitar golpes laterales.

Renault Megane Coupé 1.6 dynamique 110 CV

Monta neumáticos de medidas deportivas (205-50 R17) con llantas modelo Schuss de 17 pulgadas. El perfil del coche sigue una línea coupé excesivamente marcada y parece que no existe espacio trasero (hablaremos de ello más adelante) con una puerta realmente amplia. Si abrimos el maletero, el portón trasero sube demasiado, pudiendo tocar con el techo de algún aparcamiento si éste es ligeramente bajo. Aun con una apertura total del mismo, el espacio para introducir objetos es demasiado pequeño e incómodo.

Por detrás sigue la misma línea que por delante, con pilotos muy marcados y grandes con formas cuadradas, un spoiler trasero que actúa como embellecedor más que de forma funcional y con una visibilidad muy reducida por el pequeño cristal trasero. En el paragolpes trasero de color negro aparecen el doble piloto antiniebla y catadióptrico.

Diseño interior

Renault Megane Coupé 1.6 dynamique 110 CV

El aspecto futurista cuando accedemos al habitáculo está muy marcado. Me recuerda un poco a Ford en este aspecto, con muchos embellecedores cromados. El cuadro de instrumentos es muy cómodo: información precisa y diferenciada sin cosas que agobien mucho y despisten. El tacómetro además es digital, lo que hace una lectura muy rápida y precisa cuando conducimos por autopista. Color predominante en blanco y verde claro de noche da buenas sensaciones. Adicionalmente hay un cuadro en el salpicadero donde aparecen todos los controles de la radio muy útil para los ocupantes.

El puesto de conducción es bastante cómodo y aunque la posición es bastante baja y puede hacer incómoda la entrada y salida, recordemos que hablamos de un coupé, por lo que no hay crítica alguna. El resposacabezas delantero es ajustable en inclinación y muy cómodo (ver detalle).

Dispone de serie de cruise control y limitador de velocidad que se pueden configurar a partir de 30 km/h y se activan desde el reposabrazos central. El limitador no evita pasar de esa velocidad, pero sí cuando se supera, además de iluminarse la esfera externa del tacómetro en rojo, acelera muy despacio. El consumo instantáneo sólo aparece a partir de 35 km/h. El aviso de cinturones traseros también aparece en el cuadro, indicando el número de cinturones abrochados.

Renault Megane Coupé 1.6 dynamique 110 CV

El volante asemeja al cuero pero no lo es; tiene tacto de plástico y la calidad no es muy allá. Todo lo contrario con el salpicadero, que los materiales empleados son adecuados con calidad más que aceptable. Puede faltarle algún embellecedor cromado en las salidas de aire centrales del salpicadero. La visibilidad es un punto negativo: lateralmente es nula y la trasera es muy mediocre, lo justo para adivinar que se acerca un coche, pero muy mala para maniobrar.

Los cuadros de la radio y la climatización en el panel central están, según mi opinión, alternadas. Es más útil poner la radio encima y la climatización abajo por cuestión de práctica. En unos días nos habremos acostumbrado, al igual que a los mandos satélites de cruise control (izquierda) y control de radio y teléfono (derecha). Además que se ven muy poco, es necesario pensar antes dónde tocar para subir el volumen (puede llegar a distorsionar), bajarlo o descolgar el teléfono.

Renault Megane Coupé 1.6 dynamique 110 CV

Las plazas traseras tienen espacio justo. Hay hueco para tres personas adultas chiquititas ó dos medianas en tamaño. Como es normal en estos coches, el espacio trasero se ve reducido especialmente en el hueco para las piernas. Las ventanillas además con muy pequeñas y apenas se puede ver nada, que junto con la estrecha parte trasera parece que estamos en un zulo más que en un coche. Lo bueno es que en días muy calurosos, el sol no entrará con mucha fuerza. Aun así, hay reposabrazos en los laterales, reposacabezas regulables y bastante espacio siempre y cuando viajen una o dos personas.

Una de las cosas que más me gustan en los coches son los escondites comúnmente llamados portaobjetos que en este coche podemos encontrar unos cuantos. En este caso, además de la guantera del copiloto y el reposabrazos central, con bastante espacio, tenemos un par de ellos en las puertas (uno por puerta) que ocupa todo el largo de ésta. Además, tenemos un hueco curioso de 3 l. para guardar la documentación (o lo que queramos, ver detalle) en el piso de cada uno de los asientos delanteros ¿será que por eso venía el coche sin alfombrillas?. También en la parte trasera en la parte central disponemos de un hueco pequeño (ver detalle), y en los laterales algo más grandes.

Renault Megane Coupé 1.6 dynamique 110 CV

El volumen total del maletero es de 377 litros. Todo lo amplio que pueda parecer, se queda corto para lo que en realidad se puede introducir por la boca. Es demasiado pequeña. Si necesitamos introducir algún objeto grande que entre perfectamente, tenemos la opción de quitarle la bandeja, introducir el objeto por un hueco más amplio y luego volver a ponerla. No es muy cómodo. Bajo la alfombrilla encontramos un hueco adicional pequeño que será más grande en caso de optar por el kit reparapinchazos que por la rueda de repuesto.

En líneas generales es bastante cómodo, se ha mejorado mucho con respecto a versiones anteriores y el espacio delante es muy cómodo (atrás no tanto) y da buenas sensaciones cuando accedemos al habitáculo. Por fuera más de lo mismo. Salvo alguna cosa específica, el resto sorprende agradablemente, la línea como coupé es muy agresiva, bonita y llamativa.

El equipamiento lo veremos en la próxima entrega, así como el precio, muy competitivo y bastante atractivo.

Fotos | Javi Vicente

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.