Qué es la sonda lambda, cuál es su función y cuando cambiarla

Qué es la sonda lambda, cuál es su función y cuando cambiarla

Escrito por: Victor Alós Yus    3 febrero 2020     3 minutos

La sonda lambda es un elemento fundamental para controlar el caudal de combustible y aire en los cilindros y permitir que el motor funcione correctamente

La sonda Lambda es uno de los elementos más desconocidos del coche, aunque sí que es algo que muy necesario para mantener el buen funcionamiento del motor. Se trata de un elemento que se sitúa en el escape justo frente al catalizador y su misión es la de medir la cantidad de oxígeno presente en el escape. Con esta medida se consigue determinar la cantidad necesaria de combustible que hay que inyectar en los cilindros para conseguir la relación óptima entre combustible y aire.

El correcto funcionamiento de la sonda lambda permite un correcto funcionamiento del motor, así que se reducen las emisiones de gases contaminantes y el exceso de consumo de combustible. Por este motivo es muy importante y se requiere que esté perfectamente regulada y ajustada, para que funcione correctamente. Con los cambios en la legislación contra la contaminación se exige la instalación de una segunda sonda lambda después del catalizador para asegurar el correcto funcionamiento de la primera.

Encontrar taller mecánico cercano

Cuándo cambiar la sonda lambda

La sonda lambda se encarga, como hemos visto, de controlar el caudal de combustible y aire en los cilindros para un óptimo funcionamiento del motor, así que cuando se estropea ese frágil balance se resiente y puede llevar a sufrir distintos problemas que repercute en la calidad del aire que sale por el escape y el consumo de combustible.

Entre esos problemas que surgen, se puede notar pequeños tirones en el motor, debido a una mala combustión, un mayor consumo de combustible y otros como puede ser un fallo de arranque del motor o incluso un incremento de la temperatura y provocar daños en las bujías.

Esta sonda se cambia aproximadamente a los 160.000 kilómetros, aunque puede estropearse antes. Además de los síntomas que se pueden experimentar y que ya hemos repasado, hay que tener en cuenta que el piloto de alerta del motor también se activará. Si hay una falta de potencia en determinados momentos también hay que controlar el estado de la sonda lambda y averiguar si es necesario realizar el cambio.

Filtro de partículas: cómo es la regeneración y su mantenimiento

Filtro de partículas: cómo es la regeneración y su mantenimiento

Cómo es la regeneración y el mantenimiento del filtro de partículas, FAP, en los coches diésel y gasolina y consejos para evitar su deterioro.

LEER MÁS

Cómo dignosticar un fallo en la sonda lambda

Para saber si lo que falla es realmente la sonda lambda, se debe realizar un diagnóstico a través de la herramienta de diagnóstico del fabricante. Esta se ha de conectar al coche a través del conector correspondiente y el sistema escaneará el estado de la sonda. Para ello se ha de acudir al taller y que sea el profesional quien realice el proceso.

Además será él quien realice el cambio de la sonda lambda. El precio de este repuesto varía según el modelo y la dificultad para realizar el cambio. No es una operación complicada y puede ser realizada en poco tiempo, así que es una de esas operaciones de mantenimiento que hay que realizar sin falta porque de ello depende el buen estado del motor y el coche en general.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.