24 octubre 2010 Curiosidades, Superdeportivos, Tuning

ford-gt-accidente-tuning-hm-2.jpg

Como buen domingo, todo no va a ser dormir, descansar y buenas noticias, prueba de esto es el percance que nos llega desde Estados Unidos y que seguro quitará el sueño a más de uno, aunque tan sólo sea por la cara que le echan algunos a ciertos sucesos.

Centrándonos en la historia vivida por el maravilloso Ford GT que ves en tu pantalla, todo se originó cuando un confiado Ray Hofman, propietario del vehículo, decidió mandar su superdeportivo preparado con motor twin-turbo desde Texas hasta California para que el señor Bill Knobloch, de Fine-Tuning, procediera a una rutinaria revisión del sistema de inyección y presión de soplado del turbo.

ford-gt-accidente-tuning-hm-1.jpg

Pues bien, después de realizar todo el trabajo el señor Knobloch se dispuso a probar el vehículo con tan mala suerte de, según su versión, mientras circulaba a gran velocidad con su Ford GT sufrió en propias carnes un reventón que acabó con el coche volando marcha atrás hacia unos árboles cercanos. El resultado: caja de cambios, chasis y motor totalmente destrozados.

Ahora bien, por otro lado tenemos al propietario del vehículos, el señor Ray Hofman que, tras visitar la escena del crimen y ver las marcas de neumáticos que estaban impregnadas en el asfalto, ha declarado que ni mucho menos un reventón de ruedas, sino que todo se ha debido a una derrapada provocada por el propio Knobloch que provocó la situación que puedes ver en pantalla.

Para finalizar, es aquí donde viene el colmo de la cara dura, el señor Knobloch ha negado totalmente su responsabilidad alegando que lo suyo fue un accidente sin mayor repercusión y que no tiene dinero suficiente para pagar a Hofman. La verdad, no se en qué podrá acabar semejante panorama pero lo único que sabemos es que hay un Ford GT menos.

Vía | motoradictos


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *