5 octubre 2010 Curiosidades

Bugatti Veyron

El tema de los coches caros, muy caros, sufriendo accidentes ya es materia conocida con la que nos tropezamos de vez en cuando. En este comienzo de semana, hemos tenido la noticia del inapreciable Ferrari Dino 246 GT totalmente destruído y ahora vengo con un Bugatti Veyron que si bien no quedó destruído, va a ocasionar una factura importante en reparaciones (estimada en unos 400.000 euros).

Como lo pintan, el accidente no fue obra de la imprudencia, ni siquiera de la velocidad. El conductor de este Veyron circulaba en una autobahn alemana, cuando se encontró con un camión de 18 ruedas. Mientras lo adelantaba, otro coche inició la misma maniobra de adelantamiento. Al parecer, el segundo conductor ni siquiera hechó un vistazo al espejo retrovisor.

El conductor del Veyron hizo todo lo posible por frenar pero no pudo y no le quedó otro remedio que intentar meter el coche entre el camión y el segundo coche. Tal maniobra hubiera resultado de película, si hubiera salido bien. Pero en la realidad las cosas son muy distintas. El Veyron golpeó la rueda delantera del camión, luego rebotó contra el otro coche, para finalmente chocar contra el guardarraíl.

Un accidente con suerte, en donde supuestamente la velocidad no ha influido. Pero veamos la situación. Para que el Veyron no pueda frenar tiene que venir a casi o más del doble de velocidad que el otro vehículo que inició la maniobra para adelantar al camión. Digamos además que los frenos del famoso Veyron son de los mejorcito que hay en el mercado… y entonces ¿a qué velocidad circularía realmente?

Vía | Jalopnik


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 octubre 2010
  2. Primer accidente del Mercedes-Benz CLS 6 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *