7 abril 2017 Seguridad

consejos-alargar-vida-limpiaparabrisas-hm-1

Ahora que se acercan las vacaciones de Semana Santa, toca revisar nuestro vehículo para viajar con las mayores condiciones de seguridad posibles. La visibilidad en carretera es importantísima: unos limpiaparabrisas en mal estado pueden provocar que ésta caiga en picado al limpiar la luna, además de afectar negativamente sobre otros elementos del vehículo.

¿Sabías qué clase cuidados necesitan tus limpiaparabrisas? ¿Y cuándo cambiarlos? Aquí te dejamos cinco claves que te serán muy útiles.

Un limpiaparabrisas en mal estado supone un riesgo a la hora de circular y la seguridad del conductor y sus acompañantes

1. Sustituir los limpiaparabrisas por lo menos una vez al año

Unas escobillas realizan más de 750.000 barridos del parabrisas en su vida útil, lo que supone limpiar la superficie de 80 campos de fútbol. Se recomienda sustituirlas una vez al año o cuando comienzan a aparecer franjas o superficies veladas en el campo de visión al accionarlos. Si hacen ruido en cada movimiento, hace mucho que tenían que haber sido cambiadas. Su coste tampoco es muy elevado, entre 15 y 70 euros, según la calidad.

2. Intenta que tu coche duerma en garaje todo lo posible

El desgaste de las escobillas procede, en primer lugar, de soportar las inclemencias climáticas: fluctuaciones de temperatura entre -10°C y 50°C, y exposición a la luz solar directa. Los coches que duermen en garaje conservan mejor sus escobillas que los que soportan el frío y la incidencia directa del sol. En segundo lugar, el desgaste se ocasiona por la propia fricción contra el cristal, que se acentúa con la suciedad, insectos, hielo…

3. Limpiar las escobillas una vez al mes

consejos-alargar-vida-limpiaparabrisas-hm-2

Para que las escobillas mantengan su eficacia durante el mayor tiempo posible, es aconsejable limpiarlas periódicamente con un detergente y esponja –al menos, una vez al mes- para eliminar cualquier adherencia que interfiera en el barrido. El alcohol también puede ser usado para limpiarlas.

4. No utilizar el limpiaparabrisas cuando la luna esté congelada

No es recomendable accionar los limpiaparabrisas cuando el cristal está helado, o acumula mucho polvo o tierra, pues se daña la superficie de las escobillas. Si necesitas quitar el hielo del parabrisas, hace unas semanas te dimos unos consejos para hacerlo correctamente.

consejos-alargar-vida-limpiaparabrisas-hm-3

5. Llena tu depósito del limpiaparabrisas con el producto adecuado

Utilizar un líquido limpiaparabrisas mejora la eficacia y duración de las escobillas.

Esta Semana Santa circula con seguridad por la carretera siguiendo estos consejos y que un cristal sucio no te arruine las vacaciones.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *