24 noviembre 2015 Monovolúmenes

coche_autonomo_psa_peugeto_citroen (5)
En España se ha vivido uno de los grandes hitos de la conducción autónoma. El pasado lunes 23 de noviembre un Citroën Grand C4 Picasso, equipado con todos los elementos de asistencia a la conducción de los que dispone PSA-Peugeot Citroën salió de la planta de la compañía en Vigo y realizó todo el trayecto hasta la planta de Madrid en modo de conducción autónoma.

Fueron 600 kilómetros por autovia y autopista, en los que fue el propio vehículo el que realizó todos los cambios necesarios en carretera para poder llegar sin problemas hasta su destino. Los sistemas de a bordo han podido corregir la velocidad del vehículo a medida que lo necesitaba, manteniéndose por debajo de los límites de velocidad establecidos en cada tramo del recorrido, además de realizar los adelantamientos necesarios.

Este mismo coche realizó un mes antes un recorrido similar en Francia, ya que el país vecino había autorizado antes este tipo de pruebas por las carreteras convencionales. El Citroën Grand C4 Picasso cuenta con toda la tecnología necesaria para hacer este recorrido, en el que vemos como la conductora se despreocupa completamente de la conducción, que corre por cuenta del ordenador de a bordo.

coche_autonomo_psa_peugeto_citroen (3)

El Citroën Grand C4 Picasso utiliza varias tecnologías para realizar este trayecto de manera completamente autónoma

Para conseguirlo, se han incluido varias tecnologías distintas, que captan la presencia de otros vehículos en la vía y saben leer las señales de tráfico para determinar la velocidad máxima a la que pueden circular. Se basan en diversos sistemas, como el GPS, para determinar su posición y el tipo de vía en el que circulan; radares delanteros y traseros de 77 GHz y escáneres láser para localizar e identificar al resto de vehículos que circulan por la vía y varias cámaras digitales instaladas en la carrocería, que determinan la distancia existente entre el propio vehículo y el resto que circula junto a él.

Una centralita recoge toda la información, la procesa y envía las instrucciones al acelerador, el freno y la transmisión, para realizar las maniobras necesarias para seguir circulando. Gracias a los datos transmitidos por los distintos sensores, la centralita recrea el entorno por donde circula en tiempo real y gracias a ello puede realizar las modificaciones de la marcha.

Este modelo se adscribe al nivel de conducción autonoma 2, que permite circular por autovías, autopistas y vías con circulación con los dos sentidos separada. Por ahora no puede circular por vías secundarias, pero es una tecnología que ya está disponible y que podría estar lista para ser probada en breve.

En el vídeo puedes ver cómo se comporta el coche y cómo viajan a bordo los ocupantes, pendientes de los datos obtenidos durante la prueba, pero sin necesidad de tocar el volante en ningún momento. ¿Serías capaz de viajar en uno de estos coches? Seguro que será divertido…

Fuente | PSA-Peugeot Citroën


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *