14 febrero 2013 Curiosidades, Industria

fisker

Tal vez esta no sea la entrada más apropiada para un blog de coches, pero vamos a tomarla como una curiosidad y como una demostración más de los extremos que pueden llegar a darse en las más recónditas estrategias de marketing de las marcas. El hecho es que si te compras un Toyota no podrás ir a cenar en compañía de Akio Toyoda, ni de Dieter Zetsche en el caso de que te compres todo un Mercedes, pero sí podrías hacerlo con Henrik Fisker si decides comprar un Fisker Karma.

El polémico CEO de Fisker ha confesado que ha ido a desayunar o a cenar en compañía de más de 500 compradores e interesados por sus vehículos, en todo el mundo, ya sea en eventos especiales de la marca o privados. No tengo en mi poder la cantidad exacta de vehículos que ha vendido Fisker en el mundo, pero el mismo Fisker dice que tal cifra es la cuarta parte de todos los coches que ha vendido hasta ahora.

De acuerdo a la marca, esta costumbre de su CEO es una de las maneras más innovadoras de promocionar sus productos, sin necesidad de invertir fuertes sumas en campañas de publicidad. Otra de las ventajas que le han encontrado a esta nueva modalidad de acercamiento, es que el cliente se sentirá más comprometido con la marca y que podrá dar su opinión libremente acerca del producto, nada menos que al mismo mandamás de la compañía.

Nadie sabe cuántas cenas tiene por delante Henrik Fisker para convencer a más candidatos a comprar sus coches, ni cuántos de ellos podrían llegar a convertirse algún día en inversores potenciales en la compañía, pero no hay duda de que es una estrategia fuera de lo común.

Vía | Autoblog Green


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 febrero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *